El Museo Etnográfico inaugura la exposición ‘La Pasión en Bercianos de Aliste. Fotografías de Rafael Sanz Lobato’

La exposición se inaugura mañana jueves y se podrá visitar desde las 10.00 a las 14.00 horas y desde las 17.00 hasta las 20.00 horas

Desde este jueves, 10 de marzo y hasta el próximo 10 de abril se podrá visitar en la sala de exposiciones temporales del Museo Etnográfico de Castilla y León la exposición “La Pasión en Bercianos de Aliste. Fotografías de Rafael Sanz Lobato”.
El acceso es libre en horario de 10:00h a 14:00h y de 17:00h a 20:00h de martes a domingo. El acto de inauguración será en la Sala de Exposiciones Temporales (C/ Corral Pintado) a las 12:00h y en el mismo estarán presentes D. Fernando González, alcalde Bercianos de Aliste y  presidente de la Cofradía del Santo Entierro de Bercianos de Aliste, Doña Gema Sanz, hija del fotógrafo, y el director del Museo Etnográfico de Castilla y León, D. Carlos Piñel.
Rafael Sanz Lobato (Sevilla, 1932 – Madrid, 2015) fue Premio Nacional de Fotografía en 2011 y Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes en 2004. Se interesó por la fotografía siendo adolescente y a los 22 años, a fuerza de ahorrar mes a mes, compró su primera cámara, una Paxete alemana con objetivo fijo de 50 mm.  Desde entonces no paró de realizar fotografías, siempre en horizontal, pues en propias palabras del artista: “Nosotros vemos en horizontal y cuando hago fotos verticales tiene que ser fotos que estén muy justificadas. Vemos en horizontal, es lo natural”.
Sanz Lobato es considerado uno de los precursores de la fotografía documental antropológica, tomando instantáneas entre los años 50 y 70 del pasado siglo en las zonas rurales de Galicia, Castilla y León y Extremadura, principalmente.
Bercianos de Aliste fue para él un lugar especial al que visitó en varias ocasiones, captando con honda intensidad y enorme sensibilidad los momentos más importantes de la Pasión berciana durante 1971.
La Semana Santa de Bercianos de Aliste se remonta al S. XVI, manteniéndose inalterada hasta la actualidad. Es un fiel reflejo de transmisión generacional y de un sentir colectivo conectado profundamente con el territorio. Rafael San Lobato comprendió este sentimiento litúrgico y grupal, uniéndose de por vida a través de sus instantáneas a este pequeño pueblo zamorano. Fue, ante todo, un creador inquieto e incansable, figura clave de la fotografía moderna realista y un artista comprometido con el arte y con la sociedad.
Donó a la Cofradía un conjunto importante de fotografías que son las que hoy se exponen en el Museo Etnográfico de Castilla y León.

No hay comentarios

Dejar respuesta