Jorge Fernández Díaz promete contundencia por la muerte del guardia civil zamorano

Ingresa en un centro de menores el principal acusado de la muerte del guardia civil zamorano

Jorge Fernández Díaz hace declaraciones a la salida del funeral de José Antonio Pérez

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha prometido “contundencia” en el caso del supuesto homicidio del guardia civil zamorano José Antonio Pérez Pérez, que falleció atropellado por un vehículo en el que viajaban cuatro menores de edad en un control de tráfico en Barbastro (Huesca).

El titular de Interior ha apuntado a una actuación “ejemplarizante” ante la gravedad de los hechos, y ha destacado la necesidad de “tolerancia cero” en lo referente al consumo de drogas al volante.

El conductor del vehículo, de tan solo 17 años, el principal acusado del brutal atropello del agente de la Benemérita, ha ingresado en un centro de menores, mientras los otros tres, un chico y dos chicas, de 14 años, se encuentran bajo custodia de sus tutores y a disposición de la Fiscalía.

Jorge Fernández Díaz presidió ayer el funeral de José Antonio Pérez en la localidad oscense de Barbastro, donde llevaba destinado 27 años. Deja viuda y una hija de 30 años. La familia se ha visto arropada por miles de personas que han acudido a la capilla ardiente, instalada en el Ayuntamiento de la localidad, donde han recibido el calor de los compañeros de la Guardia Civil, los vecinos del pueblos y de los alrededores. La viuda ha querido mostrar su agradecimiento a todos ellos con una conmovedora carta en la que, a su vez, describe el hombre de corazón grande, noble y honesto, con vocación de servicio y de entrega a los demás hasta en sus últimos momentos.

Los restos del agente fallecido, a quien el ministro impuso la Medalla de la Orden del Mérito de la Guardia Civil a título póstumo, serán incinerados hoy en Huesca.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta