Da a luz en su casa de Los Herreros mientras esperaba a la ambulancia

La vecina de Zamora ha sido asistida por su marido en todo momento, que ha hecho las veces de matrón

El padre del bebé, José Luis Ferreras (d), sujeta al recién nacido bajo la atenta mirada de la madre, Rebeca Pedreira. Foto: EFE.

Una vecina de Zamora ha dado a luz esta mañana en su casa, en la calle de Los Herreros, con la ayuda de su marido y sus cuñados y las indicaciones ofrecidas por el personal sanitario del teléfono de emergencias 112 de Castilla y León mientras esperaba la llegada de una ambulancia.

Tanto la madre como el bebé se encuentran en perfecto estado de salud en el hospital Virgen de la Concha de Zamora después de que sobre las ocho y media de la mañana el niño naciera en casa en un parto en el que al padre le tocó hacer de matrón.

La madre ha explicado a Efe que a las seis y media de la mañana se despertó y fue al servicio, momento en el que rompió aguas, aunque no se percató de ello y comenzó la mañana normalmente hasta que, nada más irse su marido a llevar al colegio a su otra hija, comenzó a tener contracciones.

Eran cerca de las ocho de la mañana y la parturienta avisó a los vecinos del inmueble en el que viven, en el que también residen sus cuñados, que rápidamente llamaron al 112 y subieron para asistir a la joven.

Las contracciones eran cada vez más fuertes y cuando regresó el marido a casa no le quedó más remedio que hacer de comadrón, primero sujetando la cabeza del bebé mientras su mujer empujaba y luego haciendo las maniobras necesarias para que el recién nacido comenzara a respirar.

En esa labor, el padre siguió los consejos que le dieron telefónicamente los médicos del teléfono de emergencias 112 de Castilla y León.

“Gracias a dios todo ha salido bien”, ha declarado el progenitor, que ha narrado cómo tuvo que seguir los consejos médicos, dar palmadas en los pies al bebé y abrirle la boca para que llorara y cogiera la respiración, envolverlo en una toalla y comprobar que ni el recién nacido ni la madre tuvieran hemorragia.

El siguiente paso, el de cortar el cordón umbilical, se disponía a hacerlo junto a sus hermanos cuando por fin llegó la ambulancia con el personal sanitario y fueron ellos los que se hicieron cargo de la situación.

El bebé, que ha pesado 2.590 gramos, se ha adelantado unas semanas en la fecha de nacimiento, prevista para finales de mes.

El dormitorio de la pareja ha sido el improvisado paritorio de un bebé que nació a las ocho y media de la mañana de hoy tras un parto tan rápido que ni los servicios sanitarios de emergencias pudieron llegar a tiempo.

No hay comentarios

Dejar respuesta