Marcos: “La modernización del nuevo regadío permitirá un gran desarrollo de actividad económica”

500 millones de euros permitirán a la Junta de Castilla y León, de aquí al año 2020, iniciar actuaciones de modernización y de nuevos regadíos

La consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos acompañada de otros representantes de la cuenca del Duero

Cientos de representantes de toda la cuenca participan en el Segundo Encuentro de Comunidades de Regantes del Duero celebrado en el Hotel Convento I en la localidad de Coreses. Un foro inaugurado esta mañana por la presidenta de la Diputación, Mayte Martín Pozo y el presidente de la Confederación Hidrográfica del Duero, Pedro Pablo Ballesteros. Durante toda la jornada se ha analizado el Plan Hidrológico, el futuro de las comunidades de regantes, los regadíos en Castilla y Léon y la gestión y el mantenimiento de las redes de riego.

Esta tarde este foro contaba con la presencia de la consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, quien ha destacado que el tema de los regadíos es un tema muy importante en Castilla y León. “No solo el regadío de forma aislada sino también, todas las medidas que consigan activar la economía en nuestro medio rural y efectivamente, los regadíos son una forma clave”, declaraba.

Por ello, desde la Junta de Castilla y León se quiere definir estrategias que contribuyan a esta dinamización económica de los pueblos empezando por la actividad principal previa a los regadíos que es la concentración parcelaria para lo cual, a lo largo de este año, se regulará el desarrollo de la Ley Agraria con un mecanismo de simplificación y de procedimiento abreviado para hacer actuaciones en materia de concentración parcelaria. De esta forma, la consejera ha asegurado que se podrá agilizar la siguiente fase, que es precisamente, la modernización o la realización de nuevos regadíos.

A su vez, y para este procedimiento, Milagros Marcos ha destacado y avanzado que 500 millones de euros permitirán a la Junta de Castilla y León, de aquí al año 2020, iniciar actuaciones de modernización y de nuevos regadíos actuando en 60.000 hectáreas para conseguir aumentar la productividad y la competitividad en el sector agrario.

Pero, la Junta de Castilla y León no solo tomará medidas en cuanto al regadío y la concentración necesaria sino toda una línea de medidas que complementen la economía en este sector. “Estamos hablando también de medidas de financiación orientadas a la creación de nuevas empresas, a la implantación de industrias asociadas a los nuevos cultivos derivados del regadío y sobre todo, al aumento de la productividad que supone este tipo de riego”. Por tanto, se llevará a cabo una activación de la zona mediante un paquete de actuaciones, concentraciones parcelarias, regadíos e impulso a la implantación de nuevas industrias asociadas a los nuevos productos como transformación, envasado, distribución y facilitar, por ello, la incorporación de jóvenes al mundo rural.

Por último, la consejera de Agricultura y Ganadería destacó la importancia que tiene el regadío respecto a este proyecto de impulso de dinamización económica del medio rural. “Una hectárea de regadío genera actividad económica, es decir, beneficios cinco veces superiores a una hectárea de secano. Allí donde hay regadío la población es dos veces y media más superior”, finalizaba.

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta