Falsa amenaza de bomba en la estación de tren de Valladolid

La activación de los protocolos de seguridad descartó que el peligro fuese real tras revisar la zona los artificios del TEDAX y los perros expertos en rastreos de sustancias explosivas de la Policía Nacional

La estación de tren de Valladolid.

Una amenaza de bomba ha creado tensión esta mañana de sábado en la estación de tren de Campo Grande de Valladolid, que ha obligado a activar los protocolo de seguridad en la zona para descartar un peligro real y confirmar que se trataba de una falsa alarma.

Las alarmas han saltado alrededor de las 09.00 horas cuando una llamada recibida por la centralita de Televisión Castilla y León daba cuenta de la colocación de varios artefactos en la estación de trenes de Campo Grande, tras lo cual, según ha explicado a Europa Press el subdelegado del Gobierno, Luis Antonio Gómez Iglesias, se ha activado el protocolo de seguridad correspondiente.

Así, efectivos de la Policía Nacional, con la colaboración de la Policía Local, han acordonado la zona para revisar las instalaciones, tarea esta última acometida tanto por la Unidad Cinológica (provista de perros especializados en la detección de sustancias explosivas) como por artificieros del TEDAX, cuyo rastreo se ha extendido igualmente a dos unidades de tren que a esa hora pasaban por la estación, una de ellas procedente de León y otra con origen en Madrid y con destino en la capital leonesa.

El dispositivo de seguridad ha sido levantado poco después, sin que el mismo afectara al normal desarrollo del servicio de trenes, tras comprobar que se trataba de una falsa alarma producto de una “llamada maliciosa”, ha indicado Luis Antonio Gómez Iglesias.

Éste ha recordado que cada vez que se producen este tipo de hechos, “por mínimo que sea el indicio”, se activa el oportuno dispositivo de seguridad, si bien ha lanzado un mensaje de tranquilidad a la población, a la que ha animado a disfrutar de la celebración festiva de Semana Santa. “No hay ningún motivo para la preocupación porque no hay ninguna amenaza específica”, ha zanjado el subdelegado.

No hay comentarios

Dejar respuesta