Denuncian la muerte de un paciente en el pasillo del Clínico

La hija relata que no le dejaron entrar con su padre, el fallecido, al box, pese a padecer principio de Alzheimer

Acceso al servicio de urgencias del Clínico.

 La Asociación el Defensor del Paciente ha solicitado a la Fiscal Superior de Castilla y León, Lourdes Rodríguez Rey, la apertura de una investigación para esclarecer las causas de la muerte de un paciente registrada el pasado día 24 de marzo en el Hospital Clínico de Valladolid y que, según su hija, se produjo de un infarto mientras la víctima permanecía desatendido en un pasillo de dicho centro.

En su relato de hecho, la hija de la víctima, Ana Alonso, explica que los hechos se produjeron el día 24 cuando su padre, de 78 años, ingresó en el Servicio de Urgencias del Clínico por una subida de tensión -tenía antecedentes de angina de pecho-.

Ante un primer triaje efectuado al septuagenario, la hija explica, a través de un escrito recogido por Europa Press, que los facultativos le indicaron que estaba empezando a fibrilar pero que por el momento tenían que esperar a que hubiese un box libre.

“Les dije que mi padre ya tenía antecedentes de angina y les pedí por favor que le atendieran lo más rápidamente posible. Me invitaron a irme del triaje y que esperase en la sala de espera”, recuerda Ana Alonso, quien añade que se negó a ello porque su padre tenía principio de Alzheimer y si no la veía se pondría aún mucho más nervioso y se podría acentuar la fibrilación.

“Me dijeron que daba igual que mi padre tuviera Alzheimer, que el protocolo del hospital establece que nadie esté en el box con el enfermo. Yo me puse pesada y me mandaron a un guardia jurado para llevarme a la sala de espera”, asegura la hija, quien añade que desde dicha estancia pudo escuchar a su padre llamarla desde los pasillos de Urgencias… “O sea, que le tenían aún en el pasillo sólo, y fibrilando”.

La denunciante explica que volvió a escuchar a su padre gritar e insistió en que la dejaran estar con él pues le veía muy nervioso, petición que, según mantiene, fue nuevamente rechazada.

En su relato mantiene que después de tres horas le metieron corriendo en un box y que entonces preguntó si le habían puesto alguna medicación para evitar la fibrilación y la angina de pecho, momento en el que comprobó que le estaban suministrando digoxina, pese a lo cual a los cinco minutos empezó a convulsionar y entró en parada.

Un cuarto de hora después fue informada de que su padre había fallecido.

4 Comentarios

  1. Me gustaría informar que ya hace muchos años que no existe la figura de Guarda Jurado, es o Seguridad Privada , o Vigilante de Seguridad.
    Un saludo de una VS.

  2. Las normas y la inflexibilidad de algunos hacia con ellas, que pena. DEP y ánimos para su familia. Te faltó un poco de esto en tu comentario, Mery, no cuesta tanto y se agradece.

  3. Que forma de desprestigiar un hospital con el mejor equipo en cardiología de toda Castilla y León . Todos los días morirán personas en ese y en todos los hospitales y nada hubiera cambiado si su hija hubiera estado con él, también es cierto que a veces el protocolo hace olvidarse de las personas.

    Todo esto lo digo sabiendo de lo que hablo, estoy operada de corazón en ese hospital.

Dejar respuesta