La procesión de la Vera-Cruz culmina un Jueves Santo mágico

Bajo la luz de la luna, los distintos pasos han desfilado poniendo el colofón a un Jueves Santo mágico en la capital del Pisuerga

Hasta un total de nueve procesiones han sido las protagonistas en la ciudad de José Zorrilla en el día de hoy con la de la Amargura como principal foco pero con otras tantas como la de la Vera-Cruz, que ha hecho las delicias de propios y extraños en un Jueves Santo sumamente emocionante en Valladolid.

El buen tiempo ha vuelto a acompañar como lo lleva haciendo durante toda la Semana y los turistas se han vuelto a quedar ojipláticos con tallas de una belleza incalculable y con el ambiente en el aire de las calles pucelanas con un olor a incienso tan característico en estos días.

La procesión de Regla de la Cofradía Penintencial de la Santa Vera-Cruz ha dado comienzo a eso de las 23:30 horas desde la Iglesia Penitencial que lleva el mismo nombre ante una brisa ligera que no molestaba pero que obligaba a portar una chaqueta para no caer en el frío.

El ‘Lignum Crucis’, de la primera mitad del Siglo XVI, la ‘Oración del Huerto’ de Andrés Solanes, ‘El Señor Atado a la Columna’ de Gregorio Fernández, el ‘Santo Cristo del Humilladero’ del siglo XVI o ‘El Descendimiento’ además de la ‘Dolorosa de la Vera-Cruz’, han desfilado alumbrados por la Cofradía Penitencial de la Santa Vera Cruz.

Las preciosas tallas han marchado por la calle Platerías, por la Plaza Mayor, por Santo Domingo de Guzmán hasta llegar a la Iglesia Penitencial de la Santa Vera-Cruz, ante cuyo pórtico se ha entonado el ‘Victoria Tú reinarás’ en honor al Lignum Crucis y la Salve Popular a Nuestra Señora de los Dolores.

Así ha concluido un Jueves Santo mágico en la capital del Pisuerga que ha servido de antesala para un día grande, el de Viernes Santo, en el que Valladolid se convertirá en un auténtico museo al aire libre.

No hay comentarios

Dejar respuesta