El acceso al aparcamiento de Plaza Mayor gana en seguridad peatonal

El Ayuntamiento ha colocado unas marcas en el adoquinado para mejorar la visibilidad

Foto: Europa Press.

El Ayuntamiento de Valladolid ha instalado en los últimos días unas bandas de señalización provisional sobre el adoquinado de la Plaza Mayor con el fin de delimitar claramente el recorrido que deben hacer los vehículos que entran y salen del aparcamiento subterráneo por la calle Manzana, para mejorar la visibilidad de este acceso para los peatones que pasen por este lugar durante la Semana Santa.

Se trata de unos delimitadores de carril de aproximadamente un metro de longitud en amarillo y pintura reflectante, con superficie rugosa antideslizante, pero de material no permanente, ya que se deteriorarán en poco tiempo.

Su función principal, según ha explicado el concejal de Seguridad y Movilidad, Luis Vélez, es mejorar la seguridad para los viandantes que se encuentren en la plaza durante la Semana Santa, ya que se trata de unos días con mayor presencia de personas y sobre todo de turistas que pueden desconocer que los vehículos transitan por este tramo.

No obstante, cabe recordar que el acceso y salida del subterráneo de la Plaza Mayor se cierre durante las procesiones que pasan por ella.

Las nuevas bandas señalizadoras, instaladas en una gestión conjunta de las Áreas de Urbanismo y Movilidad, conviven por ahora con los dispositivos luminosos y se han instalado en varios huecos entre los mismos tanto en el acceso desde la calle Manzana como en la salida hacia las calles Jesús y Molinos.

En el caso del acceso por la calle Manzana, se encuentra señalizado hasta ahora por unos dispositivos luminosos los cuales, en muchos casos, o bien han desaparecido o están rotos o no iluminan y no se han repuesto desde hace años.

En la salida por la calle Jesús, las bandas provisionales sustituyen a los pivotes removibles.

En todo caso, cabe recordar que el equipo de Gobierno municipal baraja el proyecto de trasladar el acceso y salida del aparcamiento para que no se ubiquen en la propia Plaza y que ningún vehículo pueda circular por ella. En ese caso, la rampa de entrada se situaría en la calle Manzana y la de salida, según las últimas informaciones conocidas, se llevaría a la calle Pasión.

No hay comentarios

Dejar respuesta