La Caixa y Cáritas, de la mano contra la pobreza energética

Ambas entidades han renovado por segundo año el acuerdo de colaboración después de que en 2015 400 familias se vieran beneficiadas y de que, en este año, 500 se hayan aprovechado ya de estas ayudas.

Antonio Jesús Martín de Lera, presidente de Cáritas en Castilla y León (izquierda) y José Manuel Bilbao, director territorial de Caixabank en Castilla y León (derecha).

Tras la terrible muerte la semana pasada de Rosa, una anciana sin luz que falleció por la acción de la vela en Reus (Tarragona) tras ver como le cortaban la luz, y después de las manifestaciones que se han venido desarrollando a lo largo de todo el fin de semana, la Obra Social La Caixa y Cáritas han renovado, por segundo año consecutivo, la colaboración en el programa de pobreza energética, un lastre que afecta silenciosamente a miles de personas tanto en España en general como en Castilla y León en particular

El director territorial de Caixabank en Castilla  y León y Asturias, José Manuel Bilbao y el presidente de Caritas en la Comunidad, Antonio Jesús Martín de Lera han llevado a cabo la firma de un acuerdo para el que se destinará la misma cantidad que el año pasado, un millón de euros para ayudar a cientos de familias que sufren este problema.

Uno de los factores de exclusión social

José Manuel Bilbao, director territorial de Caixabank en Castilla y León y Asturias.
José Manuel Bilbao, director territorial de Caixabank en Castilla y León y Asturias.

“La finalidad del convenio es ayudar a aquellas familias que están en situación de desamparo, en riesgo de exclusión y no tienen cubiertas necesidades básicas como electricidad o calefacción, en lo referido al agua caliente, y se circunscribe al ámbito de Castilla y León, abarcando prácticamente todas las provincias de la Comunidad”, ha asegurado José Manuel Bilbao, director territorial de Caixabank en Castilla y León.

La ayuda se aplica desde el 1 de enero de 2016 al 31 de diciembre de 2016 y el número total de beneficiarios alcanzó las 400 familias en 2015, número que se ha superado este año con más de 500 personas que se han podido aprovechar de la ayuda de un millón de euros, de los cuales La Caixa destina 45.000 euros.

“La pobreza energética es uno de los factores de exclusión social como el bienestar alimenticio, formativo o cultural. En este caso la pobreza energética es más dura en Castilla y León por su clima en invierno, por lo que es un factor que puede aumentar esta exclusión”, ha apuntado José Manuel Bilbao.

Una pobreza silenciosa

Antonio Jesús Martín de Lera, presidente de Cáritas en Castilla y León.
Antonio Jesús Martín de Lera, presidente de Cáritas en Castilla y León.

“Hay mucha gente que no puede hacer frente al pago de la luz o del gas y eso se llama pobreza energética, una pobreza más de las que muchas personas sufren en Castilla y León lo que les lleva a estar más cerca de la exclusión o de la marginación social. A veces es una pobreza más silenciosa”, ha apuntado Antonio Jesús Martín de Lera, presidente de Cáritas en la Comunidad.

Pese a que parece que poco a poco  España está saliendo de la crisis y como ha apuntado Martín de Lera “el número de familias se está incremento a pesar de que las cifras macroeconómicas están mejorando” y ha apuntillado que “siguen existiendo muchas personas de todos los colectivos” que se ven afectados por este problema.

Para reducir este número y que nadie sufra a la hora de encender la calefacción, más aún en estos meses de invierno, se ha renovado este acuerdo de colaboración que busca que no se den más casos como el conocido la semana pasada en Reus, que acabó con el triste final ya conocido por todos.

No hay comentarios

Dejar respuesta