Los voluntarios, “pieza angular” para la Gran Recogida del Banco Alimentos

En esta cuarta edición se esperan superar, el 25 y 26 de noviembre, los 308.000 kilogramos que se recogieron en la campaña de 2015

Jesús Mediavilla y Javier Ares (en el centro), junto a los representantes de las cadenas de distribución de alimentos que participan en esta Gran Recogida.

De las crisis se extraen sobre todo cosas malas que debemos utilizar para ser mejores, pero los malos momentos también sacan a la luz los grandes valores que pueden pasar desapercibidos cuando todo es como una balsa de aceite. Si algo se ha sacado en claro de esta crisis que ha asolado España, es que el mundo no lo mueven las empresas ni las instituciones, sino que avanza gracias a personas que ponen el resto para ayudar a quienes más lo necesitan. Este es el caso de los 2.000 voluntarios que participaran en la cuarta Gran Recogida con la que el Banco de Alimentos de Valladolid espera superar los 308.000 kilogramos de suministros no perecederos que se alcanzaron en la pasada edición.

Así ha quedado patente en las palabras de los encargados de presentar la 4º Gran Recogida, que se llevará a cabo los días 25 y 26 de noviembre en los 120 establecimientos de las grandes superficies de supermercados como Carrefour, Mercadona, Día, El Árbol, Gadis, El Corte Inglés, Lidl, Eroski, Froiz, Lupa, Alimerka y Makro.

En dicha presentación, Jesús Mediavilla, presidente de la Fundación Banco de Alimentos de Valladolid, ha destacado que el papel de los voluntarios es “angular”, tanto para esta recogida en concreto como a lo largo de todo el año. Palabras de reconocimiento absoluto que también ha tenido el abanderado de esta Gran Recogida, el periodista Javier Ares.

Jesús Mediavilla y Javir Ares (en el centro), junto a los representantes de las cadenas de distribución de alimentos que participan en esta Gran Recogida.
Jesús Mediavilla y Javier Ares (en el centro), junto a los representantes de las cadenas de distribución de alimentos que participan en esta Gran Recogida.

“Me produce un rubor especial y me parece admirable el trabajo de tanta gente anónima, que da los mejores años de su vida para entregarse de manera absoluta a los demás”, ha reconocido este vallisoletano profesional de la información, quien cree esta labor es “impagable”. Ares ha querido ahondar en el trabajo de unas personas que muestran que “la única misión que tenemos aquí es ayudar al prójimo”.

Mismo tono y sentido han tenido las palabras de todos los responsables de las empresas de distribución de alimentos. Así, José Antonio Lobato, responsable de comunicación de El Corte Inglés, ha valorado el hecho de que todas estas compañías se hayan unido para “devolver a la sociedad parte de lo que nos entrega”. Además, ha enfatizado que Valladolid es la cuarta provincia más solidaria per capita de España.

En la actualidad, el Banco de Alimentos de Valladolid, que cumple 20 años, atiende a más de 16.800 personas. Un número que como ha reconocido Mediavilla “se ha estabilizado” en los últimos años, ya que llegó a más de 24.000 personas necesitadas de alimentos en los peores años de la crisis económica.

El reto es intentar superar los 308.000 kilogramos -suponen el 10% de todo lo que se recoge durante el año- de alimentos no perecederos que se recogieron en 2015, con especial atención a productos como las galletas, las frutas en almíbar, el aceite, la leche entera, el cacao soluble o los dulces de navidad, para que ningún niño se quede sin tan preciado manjar.

El perfil de los usuarios de este servicio desinteresado responde al de una persona de clase media, con más de 45 años y con una familia a su cargo que se ve con dificultades de mantener por la falta de trabajo o la precariedad de los sueldos que, en gran medida, se reciben actualmente.

En toda España hay un total de 56 Bancos de Alimentos que participarán en esta cuarta Gran Recogida y que contarán con la ayuda de 110.000 voluntarios para intentar recoger en un fin de semana 22 millones de kilos de comida que ayuden a los más de 1,6 millones de personas desfavorecidas.

En Castilla y León son diez los Bancos de Alimentos, que el año pasado consiguieron movilizar a 4.699 voluntarios en 535 puntos para recoger más de un millón de kilogramos. Este año, en toda la región se movilizarán 5.260 voluntarios para 561 establecimientos.

No hay comentarios

Dejar respuesta