Los hosteleros que acudieron a la Fiesta de la Moto piden su presencia en Pingüinos

Así lo ha reclamad Jaime Fernández, presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Valladolid

La Fiesta de la Moto sirvió de transición en 2016.

Los 15 establecimientos de hostelería que participaron en enero de 2016 la denominada Fiesta de la Moto han acordado este martes en una reunión comunicar al Ayuntamiento y a Turismoto su interés de estar presentes también en la edición de Pingüinos 2017 prevista para los próximos días del 13 al 15 de enero de 2017.

Así lo ha explicado en declaraciones a Europa Press el presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería (Apeh), Jaime Fernández Lafuente, que esta tarde ha mantenido una reunión con los 15 titulares de negocios del sector con los que el alcalde, Óscar Puente, se comprometió a darles “prioridad” para repetir participación en la concentración motera de 2017.

“Los 15 quieren participar este año otra vez”, ha confirmado Fernández, pese a que el motoclub que se encarga de la organización de Pingüinos, Turismoto, ya afirma tener acordado con otros nueve empresarios la instalación de la zona de alimentación y bebidas, en la que, según el presidente de los hosteleros de Valladolid cabrían unos doce puestos.

“El problema es que no caben todos”, ha puntualizado Fernández, antes de recordar al equipo de Gobierno el compromiso que expresaron a los 15 hosteleros de Valladolid que, junto con Coca-Cola como patrocinador, pusieron “toda la carne en el asador” después de que el Ayuntamiento pidió que “echaran una mano” para esta concentración, algo que hicieron.

Sin embargo, ha recordado que la climatología no acompañó y aunque no cree que se pudiera calificar de “fracaso” no se contó con la afluencia que esperaban, no cumplieron la expectativas económicas y, por ello, el Ayuntamiento “siempre ha dicho” que en la edición de Pingüinos 2017, para la que se espera una mayor participación que en la Fiesta de la Moto, “se contaría con ellos”.

El presidente de los hosteleros ha aclarado que no hay “enfrentamiento” ni “conflicto” con Turismoto, ya que es “su concentración” y su “organización”, pero sí piden al Ayuntamiento que cumpla con su parte, aunque también ha aclarado que a lo mejor luego se lo dicen a los hosteleros que si quieren participar con las condiciones marcadas por el motoclub y o bien quieren todos o ninguno.

Jaime Fernández ve “muchas incongruencias” en torno a esta cuestión porque considera que si esto estaba hablado desde el año pasado, si Turismoto como club iba a organizar Pingüinos, “esto se tendría que haber hablado hace bastante tiempo”, pero cuando se han reunido con Turismoto y el Ayuntamiento se han encontrado con unas condiciones “que hay que respetar”.

Cambio de condiciones

A este respecto, ha insistido en que Turismoto tiene otro formato y precios y si el año pasado se pagaron 2.000 o 3.000 euros por participar los asociados el motoclub tiene otros precios a partir de 2.600 euros sólo con lo que es el suelo y la carpa, cuando ellos llevaron “todo montado”, aunque ese sería el “problema menor”, ya que la cuestión es que la zona de la concentración tiene cabida para diez establecimientos y los que participaron el año pasado fueron 15, con lo que en total son 25, “que no entran”.

En este sentido, entiende que este año hay otras condiciones y formas de hacerlo, por eso la reclamación va dirigida al Ayuntamiento, ya que considera que “por ética” habría que dar cabida a estos hosteleros y al patrocinador en Pingüinos, algo que ve “justo”.

Además, a su juicio “sería fácil” poner condiciones que supusieran que los hosteleros tuvieran “preferencia” o estuvieran ahí si el Ayuntamiento y Turismoto tienen que firmar un convenio para el desarrollo de la concentración.

No hay comentarios

Dejar respuesta