El Ayuntamiento quiere incrementar la lucha contra el botellón de menores

La concejal de Servicios Sociales, Rafaela Romero, ha explicado que se busca “dar una vuelta” a las medidas aunque el consumo ha bajado

La concejal de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Valladolid, Rafaela Romero, ha asegurado este martes que se busca la manera de “dar una vuelta más” a las medidas dirigidas a reducir la participación de los menores en botellones, pese a que ha apuntado que en este año se han registrado menos casos que en los anteriores.

Así lo ha explicado Romero durante la rueda de prensa convocada con motivo de la celebración del Día Mundial sin Alcohol, en la que han participado el presidente de la Asociación de Alcohólicos Rehabilitados de Valladolid (ARVA), Julián Rodríguez, y César Vega, técnico de Acción Social de la UVA.

La edil del PSOE ha expuesto que en este día el Ayuntamiento quiere poner el foco en dos colectivos como las mujeres y los jóvenes, por la especial preocupación que genera el consumo de alcohol, en el primer caso por la “invisibilidad” que tenía hasta hace unos años y, en el segundo, por el riesgo que supone el inicio en el consumo a temprana edad, pues las estadísticas muestran que los niños comienzan a beber a los 13 años.

En este sentido, Romero ha manifestado que el Consistorio ya ha puesto en marcha un programa específico para concienciar contra el consumo de alcohol abusivo entre las féminas, con la campaña ‘Desaparecidas’; mientras que con los más jóvenes “el problema de los botellones no se acaba de resolver”, pese a que ha señalado que el número de casos de comas etílicos o atención médica a menores ha descendido en los últimos años.

De hecho, en las pasadas Fiestas de la Virgen de San Lorenzo el personal de emergencias “sólo” tuvo que atender a dos menores por consumo de alcohol.

Pero, en todo caso, la concejal ha asegurado que el equipo de Gobierno quiere “dar una vuelta más” a las medidas contra el consumo de alcohol entre los menores y ha apuntado dos ideas: la vigilancia ante casos de adultos “mayores, no de 18 años” que facilitan las bebidas alcohólicas a los chicos y un llamamiento a las familias para que se “tomen en serio” este problema, pues ha apuntado que de los 400 padres de menores a los que se ha dirigido el Ayuntamiento en los últimos meses por casos de consumo de alcohol, “sólo ha respondido una familia”.

En este sentido, la edil socialista ha puntualizado que en el caso de los menores, son las chicas las que comienzan antes a beber y con más riesgo, pues consumen mucha bebida “en un espacio breve de tiempo”.

Por su parte, el presidente de ARVA ha leído un manifiesto elaborado con motivo de la conmemoración de este día Sin Alcohol y ha llamado la atención sobre el hecho de que en la sociedad española el inicio del consumo se sitúa “en torno a los 13 años”, mientras que “un 84% de la población bebe diariamente” y “cerca de dos millones de personas en fin de semana consumo cinco o más copas en un espacio inferior a tres horas”.

Población de riesgo

Rodríguez ha explicado que en Castilla y León, la población en situación de riesgo que requeriría una intervención es de un 17%, de los cuales la mayor parte son o bien personas de en torno a los 40 o 45 años que han adquirido el hábito de bebedor social y diario; y el de los jóvenes con consumo compulsivo y acelerado.

Así, ARVA quiere prestar atención a las personas que todavía no tienen la “enfermedad adictiva” del alcohol, a través de la concienciación con iniciativas como ‘El alcohol no es un juego’, dirigida a los universitarios. “El ‘yo controlo’ es un riesgo, porque el alcohol pese a su apariencia inocua es la droga más dura y destructiva para el entorno laboral, social y familiar”, ha reflexionado el presidente de la asociación.

“Para quienes padecemos esta enfermedad todos los días son 15 de noviembre, días sin alcohol”, ha aseverado, antes de advertir de que con la adicción “se pasa de tomar una copa por placer a hacerlo por la necesidad vital de ingerirla”.

Julián Rodríguez ha explicado que ARVA cuenta actualmente con 397 socios, de los cuales el 70% son mujeres (el 17%), entre las cuales ha subrayado el incremento de la llegada de féminas de entre 21 y 45 años, como consecuencia del cambio social que ha llevado a equiparar el consumo de alcohol de las mujeres con el de los hombres.

Por su parte, el técnico de la UVA César Vega, ha subrayado la atención que presta la Institución académica al problema del alcohol debido a que la población universitaria está formada sobre todo por mujeres y jóvenes.

Así, ha defendido que en los últimos años se ha logrado que el alcohol “no tenga cabida” en las fiestas universitarias, al tiempo que ha dado a conocer iniciativas como la formación del alumnado para tratar la temática del alcohol; unas jornadas periodísticas sobre el trato de la información en este campo, o las jornadas de seguridad vial.

No hay comentarios

Dejar respuesta