Un bono conectará 26 localidades del alfoz permitiendo transbordar en Valladolid

Los viajes entre las localidades serán ilimitados a partir del 1 de enero y podrá conectarse con cualquier línea de Auvasa sin mayor coste que el precio mensual de la tarjeta,.

El transporte metropolitano de Valladolid contará con un bono que permitirá viajar de forma ilimitada en los autobuses que conectan las localidades del alfoz y la capital y en los municipales de Auvasa por 59 euros al mes, mientras que otro sólo interurbano tendrá un coste de 42 euros.

Así se ha puesto de manifiesto en la reunión que ha mantenido la Junta de Castilla y León con responsables de los municipios del área metropolitana –definida como área funcional estable– de Valladolid, que abarca a unos 400.000 habitantes.

El proyecto cuenta actualmente con un pilotaje de la Junta en el transporte que conecta las localidades de Zaratán, Renedo, Boecillo y Villanubla, a los que se sumarán Santovenia y Cabezón de Pisuerga, según ha explicado el director general de Transportes, Ignacio Santos. A este tipo de transporte se sumarán de manera progresiva otros municipios hasta llegar a 26.

Paralelamente, a partir del 1 de enero, se pondrá en marcha el pilotaje del proyecto que permitirá, además del uso del bono interurbano, otro “combinado” para viajar en los autobuses de la empresa municipal Auvasa en la capital vallisoletana, lo que también se hará de manera progresiva para que este tipo de transporte esté totalmente implantado, “al cien por cien”, el 28 de febrero o 1 de marzo.

El director general de Transportes ha indicado que se trata de un proyecto “de no retorno” que se pondrá en marcha en su totalidad “lo más rápido posible”, aunque ha aclarado que por el momento se cumplen plazos. “Es un proyecto real, cerrado y coherente de transporte público de Valladolid y el alfoz“, ha añadido, tras lo que ha recordado que las frecuencias de los autobuses del área no se revisarán hasta 2019, cuando se defina el nuevo mapa y se de “una vuelta” a todo.

Sin embargo, ha advertido de que hay que ser “cautelosos” e ir “poco a poco” para evitar fallos que puedan afectar “mucho” a los ciudadanos, dado que son “cautivos de la tecnología” al tener que implantar la misma tecnología en ocho operadores diferentes. Ignacio Santos ha asegurado que se trata de “no dar pasos en falso” y andar “con pies de plomo” porque es un tema sensible que afecta la movilidad.

Implantación en Valladolid

En este contexto, el concejal de Movilidad y Seguridad de Valladolid, Luis Vélez, ha explicado que el 1 de enero arrancará el pilotaje tanto del uso del bono interurbano “combinado” como las nuevas tarifas de Auvasa con el objetivo de que el 1 de marzo esté todo al “cien por cien” implantado, aunque ha incidido en la complejidad de este sistema.

En cualquier caso, ha adelantado que a medida que se pueda avanzar se hará y si se pudiera incorporar a municipios antes de enero se haría.

En cuanto a los bonos, ha detallado el precio de 42 euros el interurbano y 59 el “combinado”, lo que supondrá un beneficio “muy importante” para los ciudadanos y un ahorro “muy interesante”. El bono se podrá utilizar de manera ilimitada y su coste será para un mes de uso, de tal forma que, por ejemplo, si se “cargara” un 5 de febrero se podría utilizar hasta el 4 de marzo.

A este respecto, el director general de Transportes ha concretado que el ahorro podría ser de hasta el 30 por ciento si se usa el autobús interurbano los días laborables.

Vélez ha explicado que la tarjeta ciudadana de Valladolid se podrá utilizar en el área metropolitana y en otros servicios de la capital como pagar la ORA.

Pilotaje en Renedo

Tras la reunión, el alcalde de Renedo, Luis Fernández Carbajo, ha explicado que en la localidad se ha implantado el bono interurbano hace un año y se espera ahora una mejora porque el proyecto, sin Valladolid, “nace cojo”.

Aún así, ha asegurado que se ha comprobado un incremento de uso en el autobús, por lo que considera que la iniciativa funciona muy bien con usuarios como los estudiantes o los que no tienen vehículo propio e incluso en ocasiones se opta por dejar el coche.

Por el contrario, el primer edil ha reivindicado más frecuencias, ya que las actuales son “obsoletas”, al estar pensadas para 900 habitantes y ahora en el Ayuntamiento de Renedo hay 3.700 habitantes “legales”, aunque en realidad hay más de 4.000, dado que hay gente que se empadrona en Valladolid para acceder a servicios como el de Auvasa.

Así, ha calificado de “muy buena noticia” que Valladolid comience a pilotar el proyecto y “muy contentos” porque el cronograma que planteó la Junta hace dos años se ha cumplido, cuando saben lo “complicado” que es cuando se habla de tecnología.

Además, considera que puede ser una oportunidad para que la gente salga de la ciudad y vaya el fin de semana a disfrutar de los pueblos del alfoz y su naturaleza, por ejemplo, pero además supondrá no sólo un menor uso de coche, sino generar actividad económica.

No hay comentarios

Dejar respuesta