Investigado el gerente de Vepisa por manipular 239 cuentakilómetros

También se investiga a tres empleados por realizar esta práctica, que les habría reportado unos beneficios mayores a 350.000 euros

La Guardia Civil investiga al gerente y tres empleados del concesionario de vehículos Vepisa, ubicado en la carretera Adanero-Gijón, en Zaratán (Valladolid), por vender hasta el momento 239 vehículos con los cuentakilómetros manipulados, ardid con el que habrían obtenido unos beneficios superiores a los 350.000 euros.

A los denunciados, el gerente, el responsable del departamento de vehículos de ocasión y dos comerciales, se les investiga por la comisión de los delitos continuados de estafa y falsedad documental, según informaron a Europa Press fuentes del Instituto Armado.

El Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico de la Guardia Civil de Valladolid (GIAT) comenzó sus investigaciones en el marco de colaboración establecido con la Asociación Nacional de Fabricantes de Automoviles y Camiones (ANFAC) y la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos de Motor, Reparación y Recambios (GANVAM), para favorecer la erradicación de las actividades ilícitas llevadas a cabo por parte de los talleres mecánicos en el ámbito de reparación y el mantenimiento de vehículos, al tener fundadas sospechas de que un concesionario de vehículos de marca oficial pudiera estar vendiendo coches con los cuenta kilómetros manipulados para revalorizar los mismos y sacar un mayor provecho económico.

Los ahora investigados adquirían los coches procedentes de empresas de alquiler de vehículos, renting y empresas de subastas, con bastantes kilómetros recorridos y a un precio muy económico. Posteriormente, en el concesionario, antes de ponerlos a la venta, manipulaban la cifra del cuentakilómetros para ofertarlos a través de su servicio de compra-venta de vehículos.

Estas ofertas resultaban muy atractivas para los compradores, ya que creían que compraban un vehículo con pocos años y con un escaso kilometraje. Una vez que las víctimas se interesaban por la oferta, los investigados realizaban el contrato de compra-venta para formalizar la venta del coche.

Vehículos de alta gama

En la mayoría de los casos, los investigados los presentaban como vehículos nacionales, de gama media/alta, de una antigüedad media de cuatro años y aparentemente bien cuidados de chapa, pintura e interiores, aunque en muchas ocasiones tras la compra les aparecían averías debido a la gran cantidad de kilómetros que habían recorrido.

La Guardia Civil solicitó información a través de bases de datos de la Dirección General de Tráfico y gestiones practicadas con Eestaciones de I.T.V, comprobando en muchos casos que los vehículos tenían manipulados los cuentakilómetros y figuraban muchos menos de los reales.

Por los análisis e investigaciones practicados hasta la fecha por la Guardia Civil se ha comprobado, hasta el momento, que a 239 vehículos se les había manipulado los kilómetros reales recorridos a la baja, una vez en poder del concesionario y antes de haber procedido a ponerlos a la venta, con la consiguiente revalorización y competencia desleal con el resto de empresas dedicadas a la compra-venta del vehículo de ocasión.

Se desprende que cuanto más antiguo era el vehículo y más kilómetros había recorrido, eran más los kilómetros que le rebajaban, detectándose numerosas reducciones, incluso de más de 160.000, con el consiguiente riesgo de averías que por el desconocimiento del comprador no se les hacía el mantenimiento correspondiente, afectando con ello a la seguridad vial.

La investigación continúa abierta y no se descartan más afectados, ya que el volumen de vehículos vendidos es muy elevado, por lo que se está a la espera de seguir recibiendo información de otras empresas de renting, alquiler y subastas de vehículos que pudieran haber abastecido al concesionario implicado en la estafa.

En la operación han participado agentes del Subsector de Tráfico de la Comandancia de la Guardia Civil de Valladolid.

No hay comentarios

Dejar respuesta