Toros por San Martín en Traspinedo

Dos heridos de Benavente y Cuéllar

Imagen de archivo.

Traspinedo por San Martín es cita obligada para los aficionados a los cortes y encierros que son miles en nuestra provincia y en nuestra Comunidad, y allí se dieron cita, junto a la Asociación Coso de la Fuentecilla y el consistorio traspindejano, para presenciar la suelta de dos toros, de la ganadería salmantina de Barcial y dos vacas del ganadero charro Sánchez de Valverde, que hicieron las delicias de los más osados en el último festejo popular del año en la provincia de Valladolid.

Los encierros por San Martín se recuperaron tras varios años de ostracismo y de ello se encargó la Asociación Coso de la Fuentecilla en el 2004, una agrupación que aglutina a unos 100 socios y la preside el joven aficionado Dani Santaolaya.

toros-traspinedo-valladolid-6Tras la comida de hermandad se procedió al traslado de los toros en los cajones para depositarlos en la Plaza del Rollo, lugar habitual de concentración de mozos y público ávido de ser los primeros en recibir a los astados y de sufrir algún que otro susto. La charanga madrileña New Tocados animó el prólogo del festejo.

El primer toro de Barcial fue esperado por los mozos más atrevidos para enseguida enfilar el vallado y desembocar en el Coso de palos, denominado de la Fuentecilla, donde esperaba el grueso del público que aguantaba estoicamente la lluvia.

Posteriormente se soltó una vaca desde el mismo lugar acabando en el coso donde se encuentran los chiqueros. En el último tramo se dio suelta a otro barcial desde los corrales, que fue esperado por el cortador zamorano Dany Alonso. Luego pasaría a manos de un aficionado que se atrevió a torearlo de muleta y de nuevo a las calles abarrotadas de aficionados.

El viernes, primer día de fiesta, hubo taller de toros para niños a cargo del novillero vallisoletano José Manuel Serrano y Daniel Martín, de la Escuela Taurina de Salamanca. Y el domingo se celebró el último encierro con la suelta de todos los animales por las calles al estilo tradicional y capeas muy animadas en el Coso.

Hay que destacar dos percances a sendos jóvenes de Benavente y Cuéllar que resultaron con múltiples varetazos y contusiones por todo el cuerpo el primero, siendo atendido por los servicios médicos en la uvi móvil, mientras que el segundo resultó con una mano contusionada y un dedo aplastado como consecuencia de un fuerte golpe de uno de los astados contra los palos del coso, según fuentes médicas. Fue trasladado al hospital Río Hortega de Valladolid.

Agradecemos a doña Luciana Esperanza que nos cediera su ventana para captar imágenes y a Diego Olmedo (Asociación La Empalizada, de Montemayor de Pililla) que nos sirvió de segunda cámara desde el Coso de la Fuentecilla. Y como no a la jovencísima Cristina que, cámara en ristre, aprovechó los mejores momentos como la salida del primer toro que cedió a nuestro digital.

No hay comentarios

Dejar respuesta