Aprobadas modificaciones en la restauración de las Reales Carnicerías de Medina

La Comisión de Patrimonio se ha reunido hoy y ha dado el visto bueno ante las eventualidades surgidas

Edificio de las Reales Carnicerías de Medina del Campo.

La Comisión Territorial de Patrimonio Cultural de Valladolid, en su reunión de este miércoles, ha autorizado las modificaciones realizadas en el proyecto de recuperación y restauración del edificio de las Reales Carnicerías de Medina del Campo, y que se han planteado para atender eventualidades que han surgido una vez iniciadas las obras y que no estaban previstas en el proyecto inicial.

Las modificaciones autorizadas, que deberán seguir las prescripciones y recomendaciones señaladas por la Comisión, incluyen dejar al descubierto y poner en valor la parte inferior de las tres portadas del edificio; la renovación completa de la cubierta, al no poder conservarse el porcentaje inicialmente previsto de las tejas existentes; la instalación de iluminación tipo LED, para que el edificio pueda ser usado con fines culturales fuera del horario comercial, así como la conservación de diversos elementos del suelo original del siglo XVI y el contrapeso de una báscula de grandes dimensiones hallado en los trabajos.

Por otro lado, en Valladolid, la Comisión ha autorizado el proyecto para la restauración de la fachada de la Biblioteca Universitaria ‘Reina Sofía’, donde se establece una actuación prioritaria con especial atención a las partes de piedra que están en peor estado, como las cornisas y el tímpano de la peineta, donde se incorporarán remates de planchas de plomo.

Asimismo, se renovarán algunos elementos de carpintería, además de que el proyecto incluye la aplicación de productos protectores de la fachada contra elementos agresivos y humedad, para lo que también se mejorará el drenaje de la zona lateral. Además, el proyecto prevé incluir un sistema anti-aves.

También se ha dado la conformidad al informe de los sondeos arqueológicos realizados en la iglesia de Nuestra Señora de las Angustias, en los que se han documentado restos de edificaciones existentes antes de la construcción del templo y se ha destacado la escasa presencia de restos óseos humanos, lo que indicaría un uso restringido como necrópolis.

No hay comentarios

Dejar respuesta