Ecologistas pedirá la suspensión del vertedero de San Martín de Valvení

Este vertedero de residuos industriales de ACS se sitúa a 800 metros del río Pisuerga

Plano del vertedero proyectado en San Martín de Valvení. Imagen: Ecologistas en Acción.

El BOCyL ha publicado la autorización ambiental otorgada por la Junta de Castilla y León para la construcción de un vertedero de residuos industriales no peligrosos en el municipio de San Martín de Valvení (Valladolid), promovido por Sertego, la filial medioambiental de la constructora ACS.

El nuevo vertedero de residuos industriales se proyecta con una capacidad de 2,5 millones de toneladas de residuos, en una vaguada del páramo de Bárcena situada a 800 metros del río Pisuerga, aguas arriba de las localidades de Cabezón, Santovenia de Pisuerga y Valladolid, en un tramo declarado como Zona Especial de Conservación dentro de la Red Natura 2000 de la Unión Europea.

Por su vínculo con el río Pisuerga, se trata de unos terrenos catalogados como Área de Especial Protección del Medio Natural por el Plan Especial de Protección del Medio Natural y Rural “Soto de Aguilarejo”, de carácter supramunicipal, aprobado por la propia Junta de Castilla y León en el año 1989, según Ecologistas en Acción, que asegura que en dichas Áreas de Especial Protección del Medio Natural el Plan Especial prohíbe expresamente cualquier tipo de edificación, construcción o vallado.

Además, el más reciente Plan Regional del Valle del Duero cataloga las cuestas donde se proyecta el vertedero de residuos como Corredores de Enlace dentro de la Red de Corredores Ecológicos del Territorio Duero. Según establece el artículo 37.3 de este Plan, alrededor de los corredores y áreas de enlace se delimitarán zonas de amortiguación frente a los posibles impactos negativos.

Ecologistas en Acción asegura que “resulta esperpéntico que la Junta de Castilla y León haya autorizado un vertedero de residuos en unos terrenos donde esta actividad está expresamente prohibida por unos planes que ella misma ha aprobado”. Por este motivo, este colectivo va a solicitar al Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León la suspensión cautelar de la autorización ambiental otorgada, al contravenir la normativa urbanística y de ordenación del territorio de Castilla y León y amenazar su construcción la conservación de los valores naturales y paisajísticos protegidos.

Al margen de la protección ambiental de los terrenos, la Junta de Castilla y León reconoce que el nivel de las aguas subterráneas se ha localizado a 6 metros por debajo del vaso del vertedero proyectado, que se ubicaría sobre terrenos que en varios de sus tramos tienen permeabilidades más de 1.000 veces superiores a la máxima establecida legalmente, por la presencia de calizas y yesos afectados por procesos de disolución cárstica. Todo ello en las proximidades del río Pisuerga.

Se trata por lo tanto, y según Ecologistas en Acción, de un emplazamiento inaceptable desde el punto de vista de la seguridad ambiental, con los mismos problemas que el cercano vertedero de residuos tóxicos de Santovenia de Pisuerga, del que constituye en realidad el recambio dado su avanzado grado de colmatación y los problemas legales que arrastra.

De hecho, según ha informado este colectivo y como la Junta de Castilla y León reconoce en su propia autorización ambiental, el emplazamiento de San Martín de Valvení fue desestimado en 2009 por la Consejería de Medio Ambiente en el concurso que convocó para seleccionar la ubicación más adecuada para un vertedero de residuos industriales en el eje Valladolid-Palencia.

No hay comentarios

Dejar respuesta