Los archivos judiciales encuentran su sitio en estanterías de la Diputación

La Gerencia Territorial de Justicia de Valladolid y la institución provincial han formalizado un acuerdo por el que la segunda cede a la primera 3.000 metros lineales de estanterías

Carnero y Conde después de firmar el convenio.

Pensar en la justicia a menudo supone hacerlo de manera instantánea hacerlo en montones de folios que contienen los innumerables pelitos y sus circunstancias. Para paliar la falta de espacio que de esto se presupone, este viernes, 28 de octubre,  la Diputación de Valladolid y la Gerencia Territorial de Justicia han firmado un convenio de colaboración por el que la institución provincial cede 3.000 metros lineales de estanterías compactas del Archivo Provincial, situado en el Centro Asistencial ‘Doctor Villacián’, en la subida a Parquesol.

Jesús Julio Carnero, presidente de la Diputación, y Ricardo Conde Díez, director general de Relaciones con la Administración de Justicia del Ministerio de Justicia, han formalizado dicho convenio que tiene una duración de cuatro años, hasta 2020, prorrogables.

Para Conde Díez, esta supone una “noticia importantísima” porque dota de un espacio “necesario” a una administración judicial en la que la “ingente” acumulación del papel genera problemas de espacio. Así, ante unas dependencias judiciales “al total de su capacidad”, esta cesión de espacios supone un “desahogo inestimable”.

estanterias-archivos-diputacion-justicia-acuerdo-3Algo que ha ratificado también Carnero, quien ha destacado que la colaboración entre ambas administraciones se remonta a 2010 para dar cabida a unos archivos “necesarios en cualquier ámbito”.

Como ya se ha dicho, el contrato tiene una vigencia de cuatro años con posibilidad de ampliación temporal, pero como han anunciado ambos dirigentes se espera que en 2020 el proceso de informatización y digitalización ya esté muy avanzado y Justicia no necesite seguir conservando esos metros de estantería.

“Esperemos que en 2020 este acuerdo sea un recuerdo gracias a una informatización que ahorrará tiempo a la administración y dinero a los ciudadanos”, ha confiado el director general de Relaciones con la Administración de Justicia del Ministerio de Justicia de Valladolid.

Informatización tardía y necesaria

Ricardo Conde Díaz ha destacado que este proceso de informatización llega “tarde” pero ha reconocido la dificultad que entraña el mismo. Así, ha destacado que las ventajas son “innumerables” pero ha pedido “paciencia” porque se trata de un paso “costoso, lento y definitivo”.

estanterias-archivos-diputacion-justicia-acuerdo-1Esta digitalización “imparable” comenzó en 2011 y con ella se conseguirá que desde el primer momento los procesos judiciales no estén ligados al papel, si no que los expedientes se empiecen a hacer en formato digital, con todo el ahorro de espacio y tiempo que eso conlleva. En concreto, Valladolid es una de las principales ciudades que está inmersa en esta travesía que “va avanzando” a paso lento pero firme.

Así, a la hora de hablar de fechas, Conde Díaz no ha querido mojarse demasiado pero ha previsto que en el tiempo aproximado de un año esto esté mucho más avanzado. Ya desde 2016 todas las personas jurídicas reciben las notificaciones o citaciones a través de correo electrónico y no únicamente por correo postal.

Por último, ha reconocido que esto entraña “dificultades” ya que supone un “cambio de mentalidad y de forma de trabajar”.

No hay comentarios

Dejar respuesta