Manuel Saravia explica algunos detalles del Futuro Parque Agroalimentario.

Valladolid ya tiene centrada su mirada de desarrollo a largo plazo en el Parque Agroalimentario, un plan que para el alcalde de la ciudad, Óscar Puente, es el “gran proyecto de futuro” para la capital del Pisuerga. El regidor, junto al concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, ha presentado este miércoles la estrategia de desarrollo de este deseo por el que el Ayuntamiento va a apostar de manera decidida.

Como ha defendido el primer edil, los objetivos de este proyecto a largo plazo son dos: la creación de empleo, que ha estimado en unos 5.000 trabajos directos, y la diversificación de la actividad económica de Valladolid, que actualmente tiene gran dependencia del sector del automóvil.

“Valladolid no puede jugar a todo”, ha destacado Puente, pero “sí puede convertirse en un referente en el sector agroalimentario”, de ahí que la apuesta “tiene que ser esta”. Cabe destacar que Castilla y León es la tercera potencia agroalimentaria de España, por detrás de Cataluña y Andalucía.

Para afianzar esta propuesta de gran calado, cobra gran importancia la nueva terminal intermodal de mercancías, el llamado ‘by pass’ ferroviario, cuyo desarrollo sería “vital”. Como ha reconocido Saravia, esta terminal de mercancías “es necesaria aunque se podría seguir sin ella”.

Es por ello que en los posibles costes de esta operación en su primera fase se han separado las obras que tendría que llevar a cabo Adif para desarrollar dicho nodo ferroviario, el cual se estima que costaría unos 50 millones de euros. Así, el resto del proyecto de la primera fase tendría un coste a mayores de 98 millones de euros. Del conjunto de los 148 millones de euros, al Ayuntamiento le costaría aproximadamente 100, toda vez que acceda a los fondos europeos y con la ayuda de Gobierno central y regional.

Las obras de gran importancia del Parque Agroalimentario en una primera fase comenzarían en 2020 y se prevé que duren unos cinco años. Los años anteriores, hasta 2019, estarían centrados en definir la apuesta y realizar los proyectos para su aprobación.

parque-agroalimentario-valladolid-ayuntamiento-1‘Estrategia Racimo’

Este Parque Agroalimentario, formaría parte de la llamada Plataforma Agroalimentaria de Valladolid, que pretende consolidar un gran espacio metropolitano entre Valladolid y los municipios del alfoz a través de la llamada ‘Estrategia Racimo’.

Esta pretende aprovechar el mismo Parque Agroalimentario y la terminal ferroviaria de mercancías para crear un gran polo de especialización logística en el este de la ciudad. Una estrategia que se prevé a largo plazo, por lo que podría prolongarse hasta 2050, dado que es necesario reorientar el funcionamiento de diversas áreas productivas de muchos municipios del Alfoz.
Este ambicioso Parque Agroalimentario tendría su núcleo en los terrenos adyacentes a los nuevos talleres de Renfe en el Páramo de San Isidro, ubicación que le ayudará a optar a la financiación europea deseada al formar parte del Corredor Atlántico que se busca potenciar desde la Unión Europea.

En un principio los terrenos propuestos por el anterior equipo de Gobierno del PP eran los del Polígono de Palomares, pero el actual ha optado por los de los talleres de Renfe por cuestiones de “viabilidad” del proyecto y la facilitación que daría para acceder a fondos europeos, a los cuales se optará en febrero de 2017 para la financiación de la redacción de los proyectos en los próximos años, estimada en 1,6
millones de euros.

La extensión que se prevé al Parque Agroalimentario sería de 239 hectáreas, más dos superficies de reserva de 378 hectáreas en total.

Trabajoparque-agroalimentario-valladolid-ayuntamiento-2 de continuo

Uno de los aspectos en los que han incidido tanto Óscar Puente como Manuel Saravia es la necesidad de realizar un trabajo sin descanso. “Es importante no parar”, ha destacado el teniente de alcalde, algo que el regidor ha refrendado.

Para ello, el primer edil ha reseñado como “imprescindible” la colaboración de los gobiernos central y regional, aunque ha destacado que el Ayuntamiento “asume el liderazgo” de este ambicioso plan que se propone fijar población al territorio. También Puente ha defendido que sea un proyecto a medio-largo plazo porque a corto es “inviable” y ha afirmado que es un plan que “interesa mucho” a las empresas sector.

En breve se organizará un Consorcio, liderado por el Ayuntamiento, y en el que se prevé que entre a formar parte Mercasa e incluso Vitartis, asociación que agrupa a la industria alimentaria de Castilla y León.

Puente ha sido anheloso en sus palabras al definir al Parque Agroalimentario como la “Fasa-Reanult del siglo XXI”. “Valladolid está en una encrucijada en la que actualmente tiene el 12% de paro y una importancia muy fuerte del sector automovilístico”, por lo que para este proyecto “vamos a echar el resto”.

De ahí que para su impacto e importancia, que se prevé gradual, el Ayuntamiento de Valladolid de prioridad al proyecto en las inversiones designadas en los presupuestos.

No hay comentarios

Dejar respuesta