Valladolid contará con un mayor Fondo para el Emprendimiento Social

El Ayuntamiento y FIARECYL suscriben un convenio que supone la aportación de 100.000 euros al fondo por parte de la institución

Firma del convenio en el Ayuntamiento.

Valladolid va a contar con un mayor Fondo para el Emprendimiento Social gracias al convenio que han firmado el Ayuntamiento de Valladolid y la Asociación Fomento de Iniciativas para la Articulación de la Responsabilidad Económica en Castilla y León (FIARECYL) por el que el Consistorio aportará 100.000 euros al Fondo.

El objetivo de esta iniciativa es fomentar el autoempleo y el emprendimiento social en Valladolid mediante la concesión de ayudas reintegrables, apoyando especialmente a las personas económicamente excluidas, entendiendo como tales a aquellas que no tienen acceso a los servicios de las instituciones financieras.

Este convenio se enmarca en el Plan de Empleo 2016, y en concreto en la línea de apoyo al emprendimiento y la mejora de la inserción laboral. El alcalde de la ciudad, Oscar Puente, resaltó que este convenio “pone de manifiesto el carácter integral de apoyo al emprendedor que se presta desde la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico del Ayuntamiento, ya que a la formación, tutorización y subvenciones para la creación de empresas se suma con este convenio la ayuda financiera mediante microcréditos en condiciones muy ventajosas”.

Puente añadió que además de un apoyo integral es también un apoyo integrador “porque apuesta por la inclusión social y laboral de los colectivos más desfavorecidos y es un pilar más para hacer de Valladolid una ciudad inteligente, sostenible e integradora, primando proyectos de economía social como apuesta por un modelo de economía local cooperativo y socialmente responsable y comprometido”.

Beneficiarios

Los beneficiarios de las ayudas pertenecerán a colectivos desfavorecidos y vulnerables en riesgo de exclusión social y económica y con dificultades de inserción, que se encuentren empadronados en Valladolid. Entre los potenciales destinatarios se encuentran desempleados mayores de 45 años, parados de larga duración, personas discapacitadas, mujeres vulnerables, inmigrantes, etc.

A través de estas ayudas se financiarán proyectos emprendedores, con especial apoyo a proyectos de autoempleo colectivos como cooperativas de iniciativa social o empresas de economía social. El tradicional aval económico será sustituido en estas ayudas por un aval social o moral, respaldo que procede de la confianza en la persona y en la viabilidad económica y financiera del proyecto por parte de una entidad de apoyo.

No hay comentarios

Dejar respuesta