Unos 14.000 trabajadores de hostelería, llamados a concentrarse por sus derechos

Este jueves frente a la sede de la Asociación de Hostelería de Valladolid, para luchar por retomar las negociaciones de un convenio digno

Yolanda Martín, Luis Sáez, Jorge González y Orlando Aranzana en la rueda de prensa que anuncairon la ruptura de las negociaciones del convenio de hostelería.

Los sindicatos de CCOO y UGT comenzarán mañana jueves, 20 de octubre, a cumplir las amenazas de movilizaciones ante la ruptura de las negociaciones sobre el convenio del sector de la hostelería en Valladolid. Así, han convocado a los 14.000 trabajadores del sector a las 17.30 horas en la Plaza de la Universidad, frente a la sede de la Asociación Provincial de Hostelería de Valladolid.

El objetivo es presionar a la patronal del sector para que cambie su proceder en las negociaciones y que los empleados y empleadas afectados se beneficien de un “año récord” en lo concerniente al turismo en esta provincia. Esta será la primera de las tres movilizaciones previstas para los próximos días 27 de octubre y 3 de noviembre.

Cabe recordar que el convenio colectivo de la hostelería de Valladolid es el único de la Comunidad que no se ha firmado a estas alturas del año. Según CCOO, por medio ha estado este verano, que ha registrado un “record de visitas turísticas” a la provincia vallisoletana, con un 17% más de visitantes y un 14% más de pernoctaciones. Algo que no ha hecho crecer el meplo más que un “mísero” 2%.

Por ello, la conclusión que saca la Federación de Servicios de CCOO es que hay una “verdadera inflación de horas extras, tantas como para crear otros 500 empleos en el sector”.

Uno de los puntos fundamentales que han querido negociar los sindicatos en este nuevo convenio ha sido la instalación de medidas de control horario en los establecimientos para evitar esta situación. “Tirando por lo bajo, es decir 10 minutos más en el horario de mañana y otros tantos en el horario de tarde, nos salen unas 870.000 horas extras anuales en Valladolid” ha señalado Luis Sáez, el responsable de Acción Sindical de Servicios de CCOO.

Señalan que la mesa de negociación se ha roto después de que la patronal ofreciera subidas salariales “muy escasas”. Mientras tanto, los sindicatos aceptan la subida del 1% para este año, pero piden un 1,5% para 2017, un punto por encima de la oferta patronal. No obstante los verdaderos escollos se encuentran en el tiempo de trabajo.

El convenio colectivo caducó en diciembre y tras más de nueve meses de negociación aún no ha podido ser rubricado “por la cerrazón de la patronal”, según el sindicato, quien también pelea por la situación de las camareras de piso en los hoteles, a las que quiere conseguir un nivel superior después de los tres primeros años de trabajo.

No hay comentarios

Dejar respuesta