Los pendones de León simbolizan en Valladolid la renovada afinidad

El centro de Valladolid ha sido escenario de un nuevo hito histórico en las relaciones entre las dos ciudades, con un espectacular desfile de la emblemática tradición leonesa

Desde hace algo más de año y medio las relaciones entre Valladolid y León han dado un vuelco institucional innegable, gracias principalmente a la voluntad de sus dos alcaldes, Óscar Puente y Antonio Silván, empeñados y con un éxito palmario en que se rompieran clichés, prejuicios y viejas inquinas, para dar paso a una nueva fase marcada por la colaboración institucional, la proximidad y el afecto.

Después de varios encuentros en ambas ciudades al máximo nivel político por parte de las dos corporaciones, este sábado se ha vivido en el corazón de Valladolid otro hito histórico, con el desfile de los pendones de León, un símbolo de su tradición, acogido con expectación a lo largo del recorrido desde la plaza Colón hasta la Plaza Mayor por cientos de vallisoletanos.

desfile-pendones-leon-valladolid-27Así lo ha destacado Puente, que ha incidido en que esta nueva fase en las relaciones entre ambas ciudades “era un ejercicio de responsabilidad que teníamos que hacer, ayudar a que los vecinos de las dos ciudades estén más cercanos, porque del encuentro sólo pueden salir cosas buenas y más aún entre dos ciudades como León y Valladolid que comparten tantas cosas”.

Los dos ayuntamientos trabajan en una hoja de ruta de proyectos comunes que siguen en marcha y al que se va a sumar también la promoción cultural como ha ocurrido con los pendones. “Las polémicas quedan lejanas, ahora lo que nos tiene que preocupar es solamente trabajar conjuntamente para que nos beneficiemos todos”, ha destacado el regidor vallisoletano.

En esa idea ha incidido Antonio Silván, agradecido por la acogida en Valladolid. “Es un orgullo y un lujo poder mostrar una de nuestras tradiciones más queridas como son los pendones en el centro de Valladolid, con el día tan estupendo que hace y acercando nuestro patrimonio cultural y también facilitando que los miles de leoneses que vivan en Valladolid puedan también tener esta mañana para sentirse reconocidos”.

Para el presidente de la Diputación de León, Juan Martínez Majo, los pendones son “un auténtico emblema de León, así que poder realizar aquí este desfile y esta demostración es un ejemplo también de unir lazos de amistad entre las dos ciudades, utilizando para ello de forma simbólica la tradición más arraigada que tenemos”.

Con el animoso ritmo de la dulzona y el tamboril, no ha faltado en la demostración en la Plaza Mayor una exhibición de varios jóvenes que mantienen viva otra de las tradiciones, más vinculadas al deporte, como la lucha leonesa. Un ejemplo más, en definitiva, de los muchos que llegarán en los próximos años entre dos ciudades que quieren ejemplarizar la colaboración entre municipios.

No hay comentarios

Dejar respuesta