Una propuesta “ordenada, realista y viable” para el soterramiento

El Ayuntamiento detalla su planteamiento “coherente con lo que se ha prometido durante años” para afrontar con garantías económicas el proyecto ferroviario en la ciudad

Puente y Saravia en una rueda de prensa sobre el soterramiento.

Poner fin al continúo aplazamiento del soterramiento, afrontar el proyecto de una manera “ordenada, realista y viable, coherente con lo que se ha prometido durante años” es la esencia de la propuesta del Ayuntamiento que este viernes han presentado el concejal de Urbanismo, Manuel Saravia y el alcalde, Óscar Puente.

“Es la única propuesta que hay sobre la mesa, esta que vamos a presentar el próximo viernes en la reunión de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad, nadie ha planteado otra opción”, ha asegurado Puente que ha detallado que esta propuesta “permite eliminar los atascos y establecer una serie de hitos que se pueden ir completando progresivamente y ver que el proyecto avanza”.

Saravia ha detallado las siete fases de las que consta la propuesta, que comienzan por la venta de los terrenos de la zona de la estación, para facilitar el pago de la deuda de 400 millones de euros lo antes posible, desbloquear la situación financiera y poder continuar, progresivamente, con las actuaciones previstas que culminarían con la construcción del túnel por el que el ferrocarril circularía a su paso por Valladolid.

“Todo ello sin olvidar las actuaciones de permeabilidad, porque no podemos estar rehenes del soterramiento y no actuar mientras tanto, así que en los próximos meses hay que acometer obras de mejora de los pasos subterráneos y elevados sobre la vía del tren”, ha indicado Saravia en relación, por ejemplo a actuaciones en el túnel de Labradores o en la zona de Pilarica.

Además, Puente ha informado que los bancos que concedieron el préstamos a la Sociedad Alta Velocidad “han exigido el pago de los 62,5 millones de euros correspondientes al plazo que tocaba pagar ahora y para el que se había solicitado un aplazamiento hasta final de año que pensábamos que el Ministerio de Fomento se había encargado de resolver y que esperamos que así sea y se concrete en los próximos días”.

El alcalde de Valladolid ha aprovechado para puntualizar que “esto lo que hace es demostrar que era importante anular la confort letter por el interés público de los vecinos de Valladolid, porque si ahora se exige ese pago y el Ayuntamiento tuviera que hacer frente a la parte que le correspondería, tendríamos un problema muy serio”.

No hay comentarios

Dejar respuesta