El Uni busca su cuarta victoria consecutiva

Este sábado (16:30 horas) frente al Ventorrillo en Fuente la Mora

Balle celebra un gol.

El tren de la victoria sigue con el Universidad de Valladolid como pasajero. Este sábado, a las 16:30 horas, el conjunto dirigido por Kike Molina recibe en Fuente la Mora al Ventorrillo FS, contra quien buscará el cuarto triunfo consecutivo.

La goleada cosechada en la pista del Xove FS (3-10) supuso una dosis de moral en la plantilla del Uni para seguir creciendo. Porque ese es el objetivo de un equipo que ha comenzado a carburar con el paso de las jornadas y ya ocupa la cuarta posición en el Grupo I de Segunda B. Con quince puntos tras siete jornadas, el conjunto vallisoletano se encuentra a cuatro de la cabeza de la tabla, formada en estos momentos por el triple empate entre Guardo, Zamora y Noia.

Para este encuentro, Molina no podrá contar con los lesionados Adri y Picolo, pero sí con el resto de la plantilla. A esos once jugadores se suma Iván Pérez, del Sénior del Tierno Galván, que ya fue convocado hace unas jornadas y todavía espera su estreno en la categoría de bronce.

Aunque el Ventorrillo es undécimo clasificado con cuatro puntos, el técnico universitario es consciente de la dificultad de cada encuentro en esta competición. “Llega en una situación un poco peligrosa. Va a venir con muchas ganas y es un equipo que no se nos da bien del todo”, señaló.

Calificó a su rival como un equipo “aguerrido, con jugadores de mucha calidad y que a la contra puede hacer daño”. Molina visualizó el encuentro y apuntó que el conjunto gallego tratará de hacer un “juego lento”. “Nos adaptaremos lo mejor posible, aunque intentaremos imponer el nuestro”, expresó.

El Ventorrillo no conoce la victoria como visitante, ya que en esta condición solo ha conseguido un empate, el de la primera jornada en el feudo del Leis. El objetivo del Uni es continuar sumando para crecer, tanto en el campo, como en la clasificación, puesto que esta jornada se enfrentan Zamora y Guardo y podría aprovechar para recortar la distancia con alguno de ellos; o, incluso, con los dos. Por ello, el entrenador desea “que los tres puntos se queden en casa para seguir aumentando el casillero”.

No hay comentarios

Dejar respuesta