Victoria de quilates del Real Valladolid ante un buen Sevilla Atlético

Los de Paco Herrera consiguieron llevarse los tres puntos (2-0) con goles de Villar y Jordán, con gran solidez defensiva y acierto en ataque ante un Sevilla Atlético muy serio y con grandes ideas de juego

Álex López perseguido por varios jugadores del Sevilla Atlético.

Importante victoria del Real Valladolid contra un buen Sevilla Atlético (2-0), que mostró un gran juego pero que no pudo aguantar la mejoría local en una segunda mitad en la que Villar y Jordán hicieron los goles para que los de Herrera sumaran su quinto partido consecutivo sin perder.

El Sevilla Atlético salió como se preveía, con ganas de domar el balón y tenerlo bajo su dominio a base de posesiones largas en las que Borja Lasso jugaba un papel fundamental. El ‘10’ de los visitantes es uno de esos jugadores a seguir la pista muy de cerca. Todas sus acciones tienen un sentido único: hacer mejor el juego de los suyos. A pesar de ese dominio, las ocasiones eran más claras eran para los de Paco Herrera, salvo por la que Becerra le sacó a Mato en los primeros minutos.

real-valladolid-sevilla-atletico-4Aunque con acercamientos tímidos y sin controlar el juego, el Real Valladolid gozó de dos oportunidades en las botas de Balbi primero, con un disparo que golpeó la parte alta del lateral izquierdo de la red defendida por Caro, y otro derechazo tímido de De Tomás, que volvía a la titularidad. La mayoría del peso del ataque de los albivioletas se volcaba por el flanco derecho, donde Matos tenía problemas para contener a Juan Villar.

El tercer puesto del Sevilla Atlético quedó patente que no es fruto de la casualidad. En Zorrilla se pudo ver un equipo muy serio y ordenado, no solo con calidad en fase ofensiva sino también con habilidad para el repliegue rápido. A pesar de esas buenas fases de combinación, todos los acercamientos a la portería de Becerra fueron con disparos lejanos.

El Real Valladolid intentaba contrarrestar al juego visitante, apoyándose en un habilidoso Álex López y los apoyos de Jordán, pero a menudo se dejaba notar cierta desconexión con la línea atacante. De Tomás, voluntarioso se encontraba aislado, y las carreras de Juan Villar no encontraban el objetivo deseado del desborde.

Llegaron la lluvia y los goles

En la segunda mitad, los derroteros iban por el mismo camino pero con un Real Valladolid mejor plantado sobre el césped y dispuesto a subir una marcha para intentar hacerse desequilibrar la balanza. Lo consiguió en el minuto 55 con una buena jugada por la banda derecha en la que Moyano dobló a Álex López, quien le puso el balón para que el lateral derecho diera el pase atrás a Juan Villar. El onubense penetró con rapidez hasta llegar al área pequeña y, tras un primer disparo que despejó Caro, consiguió hacer gol al golpearle el balón, ante lo que nada pudo hacer el cancerbero sevillano.real-valladolid-sevilla-atletico-7

Esa ventaja en el marcador dio más aire a un equipo de Paco Herrera que gozó de otra oportunidad un minuto después con un disparo desde fuera del área de De Tomás que golpeó en Bernardo Cruz y se envenenó por encima de Caro para acabar en saque de esquina.

El equipo pucelano comenzó a dominar más el esférico y a darle mayor continuidad y tranquilidad a las jugadas, con algunas fases de más de 15 pases que buscaban el momento idóneo para atacar al espacio.

Por su parte, los visitantes seguían incansables en la presión pero más imprecisos en los pases y dando mucho peso a Ivi, que atacaba desde banda izquierda siempre buscando generar dudas por el interior. Los de Diego Martínez estaban demostrando ser uno de los mejores equipos que por el momento ha pasado por el césped de Zorrilla.

Pero al Real Valladolid no se le escaparía este partido, como dejó patente el segundo gol de los de Herrera en otra buena jugada colectiva que acabó Jordán con un tremendo disparo desde fuera del área, ajustado a la cepa del poste izquierdo de Caro. La medular de los pucelanos subió enteros en esta segunda mitad, con Michel, Álex López y el autor del gol rallando a un gran nivel. Además, Guitián mostró sus buenas dotes defensivas y la tranquilidad necesaria para sacar el balón con sentido.

Ivi estuvo a punto de hacer el primero de los visitantes, esta vez desde la derecha, con varios regates en la frontal del área y un disparo con mucha intención que se fue rozando la escuadra de Becerra.

Pero el marcador no se movería, fruto de la solidez defensiva de un Real Valladolid cada vez más serio en su juego que con estos tres puntos se asoma a la parte alta de la tabla tras cinco partido consecutivos sin perder en la Liga 1|2|3.

No hay comentarios

Dejar respuesta