El Fundación Grupo Norte vuelve de Gran Canaria con victoria

48-57

El Fundación Grupo Norte ha cosechado una victoria, gracias a un gran trabajo colectivo en defensa, desde el que se cimentó todo su juego, sobre todo en los últimos compases del encuentro, al que se llegó con bastante igualdad en el marcador, pero en el que los vallisoletanos supieron gestionar mejor la presión para llevarse un importante triunfo de Gran Canaria, que luchó hasta el final.

Los insulares salieron más centrados que el conjunto vallisoletano, que comenzó errático en los lanzamientos, y se mostraron más serios en el plano defensivo, lo que les permitió adquirir una renta de cinco puntos (7-2) que José Antonio De Castro trató de detener con un tempranero tiempo muerto en el minuto 4, en el que aprovechó para insuflar confianza a sus jugadores. El mensaje les llegó alto y claro y, en dos minutos, dieron la vuelta al marcador, con una buena defensa y una mayor fluidez en ataque (7-10) que llevó al técnico local a pedir un receso. Pero el Fundación Grupo Norte mantuvo su nivel defensivo y siguió ganando confianza en el plano ofensivo para llegar al final del primer cuarto con una ventaja de cinco puntos (11-16).

En el segundo tiempo el ACE Gran Canaria buscó recuperar las sensaciones iniciales y se puso a un punto en las dos primeras jugadas, pero los vallisoletanos supieron mantener el tipo y, si bien los fallos se repartieron de manera equitativa en uno y otro bando, fue el Fundación Grupo Norte el que, merced a la veteranía y buen hacer de Robles y los rebotes defensivos, consiguió asegurar la ventaja en el marcador (21-24) e incluso aumentarla antes del descanso (24-29).

Tras la reanudación, los vallisoletanos aumentaron la presión defensiva y, sobre todo, mejoraron en el porcentaje de tiro, lo que hizo que siguieran controlando el partido y que las diferencias se incrementaran hasta los ocho puntos (36-44),  pero Alonso surgió para echarse a su equipo a las espaldas e iniciar una remontada que dejó el tanteo en un apretado 42-45 al término del tercer cuarto.

Quedaba un último tiempo en el que ambos conjuntos comenzaron muy erráticos, con fallos en los pases y lanzamientos. De hecho, tardaron más de dos minutos en añadir puntos al marcador y fue Robles el que consiguió hacerlo con un tiro libre.  Eso dio alas a los vallisoletanos, que supieron templar los nervios en esos instantes finales, continuaron con la seguridad defensiva y además contaron con el acierto de Lalo Prieto y Adrián Pérez para consumar la victoria.

No hay comentarios

Dejar respuesta