Huerta del Rey da alas a España para doblegar a Bosnia

Victoria (30-21) de los hispanos contra un conjunto bosnio muy duro en defensa y que sufrió graves desconexiones que permitieron a los hombres del nuevo seleccionador español, Jordi Ribera, sumar su primera victoria rumbo al Europeo de Croacia 2018.

España ha doblegado a una Bosnia que ha durado los primeros quince minutos en la cancha de un Huerta del Rey a rebosar para después dejarse llevar y perder el partido con fases de desconexión muy grandes que han dejado el camino limpio a un equipo de Jordi Ribera que estrenó su dirección desde el banquillo hispano de la mejor manera posible.

Comenzó el encuentro con defensas muy férreas y duras, sobre todo por la parte de los balcánicos, que no dejaban una fisura y se empleaban con maestría en el ataque en estático de los hombres de Ribera. Esa intensidad entorpecía la fluidez en el juego de los españoles, que tenían serias dificultades para encontrar a los extremos. Los rápidos repliegues de los hombres de Bilal Suman hacían sufrir a los locales.

Eso hizo que el marcador fuera por lo bajo, con un empate a cuatro en los quince primeros minutos. Las imprecisiones en los pases de España daba oportunidades a los rudos pero listos visitantes, que empezaron a quedarse atrás en el tanteador a media que los hispanos ajustaron su defensa 6-0 para secar a los bosnios.

Tanto es así que los de Suman no consiguieron superar a un inspirado Gonzalo Pérez de Vargas en más de diez minutos. Un tiempo que utilizaron los de Ribera para escaparse con un parcial de 8-0 que puso tierra de por medio, como los más de 2.500 kilómetros que separan Sarajevo de Valladolid. El acierto en ataque de los hispanos haría que se llegara al descaso con 12-6, fruto de rápidos contraataques tras pérdida, lanzados por Tomás y Sarmiento y la manija de Entrerrios.

A la salida de vestuarios la historia siguió siendo la misma, con España lanzada a por la victoria. El ataque en estático era mucho más imprevisible, con Aguinagalde que ya tenía tomada la medida a las torres bosnias, aunque lo suyo le estaba costando. Más les costaba a los rivales, que entraron en una fase de excursiones que allanó el camino hispano gracias a la infalibilidad de Rivera desde los siete metros, misma cantidad de goles con la que acabó el partido como máximo goleador.

Los bosnios, casi desesperados ante la falta de conexión que estaban sufriendo, decidieron aumentar la dureza de sus defensas, lo que solo hizo que España mantuviera la tranquilidad en el marcador incluso cuando los de Suman se entonaron un poco en el momento en el que el partido entró en una fase rápida de toma y daca que les sirvió para acercarse tímidamente (22-14).

Ribera mantuvo bajo control un partido que era imposible que se le escapara, y más con un Huerta del Rey que apretó desde el primer minuto y se dejó la voz y las palmas en los sesenta que duró el encuentro.

España fraguó así su primera victoria (30-21) en esta fase de clasificación para el Europeo de Croacia 2018, en el que espera estar el nuevo proyecto de Jordi Ribera, el cual ha comenzado con gran pie en una plaza que respira balonmano como es Huerta del Rey.

No hay comentarios

Dejar respuesta