Dura derrota para el Atlético Valladolid ante Naturhouse (33-20)

Los gladiadores azules no pudieron contra un rival superior que se escapó en la recta final de la primera parte y acabó dominando con 13 goles de diferencia

Dujshebaev en un lanzamiento durante el partido (Foto: Atlético Valladolid).

El Recoletas Atlético Valladolid encajó en su visita al Naturhouse La Rioja la derrota más dura de su corta historia en la Liga Loterías Asobal, al perder por 33-20 ante el conjunto riojano que se escapó en el tramo final de la primera parte para establecer una renta de siete goles, 18-11 y acabó venciendo con claridad.

El 3-0 inicial de parcial en los primeros 5 minutos no auguraba nada bueno para los gladiadores azules, que visitaron una de las pistas más complicadas de la Liga Asobal. La defensa del Naturhouse, con Richard Kappelin deteniendo casi todos los lanzamientos de los visitantes, puso el partido cuesta arriba para los vallisoletanos, que solo sumaban dos goles cuando el partido llegó a los 10 minutos (4-2).

En defensa, el Recoletas Atlético Valladolid sufría con el contraataque riojanos y los lanzamientos exteriores de Haniel Langaro y Ángel Montoro, pero aún así el Naturhouse parecía controlado. Además, cuando los de Nacho González empezaron a anotar con mucha más fluidez el partido cambió de rumbo (7-5, minuto 15) e incluso se equilibró aún más (9-9, minuto 21), tras los tres goles de un buen Dani Dujshebaev y los dos de Víctor Rodríguez.

Tras el tiempo muerto de Jota, los riojanos rompieron el partido en un visto y no visto para tomar una ventaja ya muy considerable (16-10, minuto 28). Un parcial apabullante de 7-1 en el que los de Jota sacaron beneficio de la exclusión de Víctor Rodríguez. Al descanso el partido se fue con un 18-11 que dejaba escasas opciones a la remontada pucelana.

La ventaja local se amplío hasta los 8 goles en el inicio de la segunda parte (19-11), un marcador que continuó sin variaciones en los minutos siguientes (23-16, minuto 40). Ni siquiera las exclusiones a favor sirvieron al Recoletas Atlético Valladolid, que vio como los dos minutos a Ángel Fernández se convertían en un 26-16 (minuto 45), diez goles ya imposibles de recuperar. La desventaja fue incluso aumentando y en el minuto 50 ya era de 12 goles (29-17), aunque el resultado final (33-20) dejó 13 goles de diferencia entre ambos equipos.

Nacho González, entrenador del Recoletas Atlético Valladolid, analizó así esta dura derrota: “Durante los primeros 20 minutos les hemos aguantado, hemos estado bien cuando les frenamos el contraataque. Estuvimos en partido, con momentos buenos de juego, dando mucha continuidad, creando muchas ocasiones de gol para evitar las paradas de Kappelin. Pero en un abrir y cerrar de ojos se han ido en el marcador. En tres minutos, con una superioridad se han escapado de 4 o 5 goles. Después el Naturhouse, con esa renta, se mantuvo muy cómodo, más cuando su portería estuvo a un gran nivel”.

“En la segunda parte nos dimos contra un muro ante su defensa y portería. Hemos seguido jugando igual pero somos conscientes de que la diferencia es muy amplia, luchamos por cosas distintas. Hay que seguir trabajando y lo positivo es que nos quitamos ya las visitas a  todas las pistas de la parte alta”, explicó el técnico.

No hay comentarios

Dejar respuesta