El Pucela se repone y rescata un punto de oro (1-1)

Los de Paco Herrera acumulan así el cuarto partido sin conocer la derrota y suman ocho de los últimos doce puntos

Míchel celebra el tanto del empate. Imagen: LFP.

El Real Valladolid empató a uno ante el Córdoba después de comenzar el choque perdiendo con el gol de Caro tras una acción poco afortunada de Isaac Becerra. Míchel puso la igualada cuando el primer acto agonizaba. Los pucelanos suman un punto (y van quince) en un campo complicado y ante un rival que luchará a buen seguro por el ascenso.

Sorprendió de inicio Paco Herrera, que tenía que introducir sí o sí novedades en el once pero que no fueron las que todo el mundo esperaba. El técnico catalán apostó por Guitián para sustituir al lesionado André Leao en lugar de Luismi y dejó a Raúl Tomás en la banqueta ubicando en el once a un Jaime Mata desaparecido en las últimas jornadas, en lugar de Jose, también en el dique seco.

El choque se convertía en un duelo de rachas enfrentadas como se suele decir con un Córdoba con muchas dudas tras acumular cuatro partidos sin conocer la victoria y con un Real Valladolid en franca progresión tras tres encuentros imbatido, que podrían haber sido tres triunfos de no ser por la gran labor de Ratón el pasado domingo en Zorrilla.

Como los malos estudiantes, y en el primer acto, tanto los pucelanos como los andaluces dejaron todo para los últimos minutos. Después de 40 minutos sin ocasiones claras de gol, en el 41 iba a llegar el tanto local tras la salida de un córner mal defendido por la zaga pucelana y que envió al fondo de la portería Caro tras una acción poco acertada de Becerra.

Lejos de venirse abajo el Pucela respondió rápido con un gran gol de Míchel cuando finalizaba el primer tiempo. El 21 culminaba con la derecha una jugada individual desde la izquierda y establecía la igualada cuando su equipo más lo necesitaba en uno de esos goles psicológicos tan importantes para irte al vestuario con una sonrisa.

Tras la reanudación, ambos conjuntos salieron con ganas de llevarse los tres puntos. Pedro Ríos, que saltó al césped en el 55 de partido, a punto estuvo de poner por delante a los suyos en una falta primero y después cerca estuvo de asistir a un Rodri muy activo a lo largo de todo el choque.

Paco Herrera movía su banquillo introduciendo en el 69 del encuentro y de una tacada a Raúl de Tomás y Drazic en lugar de Juan Villar y Jaime Mata y fue precisamente el primero el que, en la primera pelota que tocó, estuvo a punto de batir a Kieszek con una volea preciosa que acabó en paradón del guardameta polaco.

El Real Valladolid vivió sus mejores momentos en el partido y primero Balbi en el 73 y después Álex López en el 81, cerca estuvieron de conseguir el que hubiera podido ser el tanto que valiera los tres puntos para los visitantes.

Sin embargo sería Rodri en el 90 el que acabaría marcando en la que fue la jugada polémica del partido, ya que el tanto fue anulado por Gorostegui Fernández-Ortega por fuera de juego del delantero soriano.

Al final reparto de puntos, tal vez justo por lo que ofreció uno y otro equipo, que sirve para que las rachas de ambos conjuntos continúen creciendo una jornada más. El Pucela suma cuatro encuentros sin perder y afrontará el choque del sábado ante el Sevilla Atlético con ganas de seguir creciendo y mejorando para programar el asalto a la parte alta de la tabla clasificatoria en esta igualada Segunda División del fútbol español.

Ficha Técnica:

Córdoba C.F.: Kieszek; Samu (Piovaccari, min.68) , Héctor Rodas, Caro, Bijimine; Luso, Caballero, Alfaro (Bergdich, min.63), Donoso (Pedro Ríos, min.55), Juli y Rodri.

Real Valladolid: Isaac Becerra; Moyano, Álex Pérez, Rafa, Balbi; Guitián, Álex López (Sergio Marcos, min.84), Míchel, Joan Jordán; Mata (Drazic, min.69), Juan Villar (Raúl de Tomás, min.69).

Goles: 1-0. Caro, min.41. 1-1. Míchel, min.45.

Árbitro: Gorostegui Fernández-Ortega. Amonestó a Caballero y Piovaccari por el Córdoba y a Balbi por el Real Valladolid.

Estadio: Nuevo Arcángel, 13.227 espectadores.

No hay comentarios

Dejar respuesta