El perímetro de Morón acribilla al Ciudad Valladolid (53-72)

El acierto desde el triple fue clave para la abultada diferencia por la que perdió el equipo de Paco García

Wade-Chatman en una entrada a canasta durante el partido ante Morón.

Morón se ha llevado una cómoda victoria del polideportivo Pisuerga ante un Ciudad Valladolid que se vio incapaz de frenar el acierto exterior de Gaffaney y Ciznic, con cuatro triples para cada uno de cinco intentos en cada caso. Con 20 y 16 puntos respectivamente fueron los máximos anotadores de un partido que el conjunto andaluz dominó con claridad desde el segundo cuarto.

El partido comenzó con muchas imprecisiones por parte de ambos equipos, fríos en ataque, con errores no forzados y varias pérdidas encadenadas. La poca elaboración del juego de ataque de su equipo crispaba a Paco García, que intentaba transmitir calma a sus pupilos.

El Ciudad Valladolid comenzó a crecer desde la defensa, logrando que en dos ataques seguido Morón agotará los 24 segundos sin llegar a lanzar, 10-6 tras seis minutos de juego. En el tramo final del primer cuarto los andaluces dieron la vuelta al marcador gracias a un inspirado Gaffaney, que pese a no ser titular fue el máximo anotador de la primera parte con 13 puntos.

Con 14-19 comenzó el segundo cuarto, que arrancó igual que terminó el primero, con dos triples consecutivos de los acertados exteriores Gaffaney y Ciznic (ambos con 3/4 desde el triple en la primera parte). La ventaja de Morón aumento hasta los nieve puntos, 16-25 en solo un minuto.

Durante todo el cuarto los locales tuvieron muchas dificultades en ataque, sin un dominio del rebote que permitiera salir al contraataque, la mayoría de las posesiones terminaban con ramalazos de juego individual, con Wade-Chatman demasiado solo encarando el aro. Un buen triple de Miguel González fue un oasis en la escasa anotación local desde el perímetro, para llegar al descanso 27-38.

cbc-ciudad-valladolid-moron-baloncesto-29La tendencia no cambió tras el descanso y el Ciudad Valladolid tardó tres minutos en anotar su primera canasta del tercer cuarto. Sin exhibir un gran baloncesto, Morón se dedicaba a dosificar la diferencia y a aprovechar los errores locales para castigar al contraataque y anotar sus tiros liberados.

Mediado el cuarto, uno de los pocos contraataques de los de Paco García en el partido culminó con un ‘alley oop’ entre González y Graham que levantó a la grada. Pero volvió a ser un espejismo, el ataque local siguió sin encontrar fluidez y la desventaja aún era amplia, 31-43. En defensa la realidad era similar, con una buena presión trasladada después a una zona, pero con la mayor parte de posesiones afeadas con descuidos que proporcionaban a Morón situaciones óptimas para anotar.

El momento más cruel llego a falta de 6.30 para el final del partido, cuando el mítico Jesus Chagoyen asistió primero a Cizmic por la espalda y después anoto en contraataque para situar la máxima a favor de su equipo, 43-60. El acierto de Gaffaney contrastaba con las dificultades de los locales para anotar desde el exterior, en algunas posesiones con fallos por duplicado gracias a un buen trabajo en el rebote ofensivo.

El Comercial Ulsa se diluía en sus fallos y veía como el partido se escapaba y con una abultada desventaja, 49-70 a falta de 2.50, y que terminó en el demasiado abultado 53-72 al final del partido. Los de Paco García se quedan con dos victorias en la zona media de la clasificación y volverán a jugar en casa ante Gandía el próximo viernes.

No hay comentarios

Dejar respuesta