El Atlético Valladolid suma su quinta derrota en casa del colista

BM Benidorm 26-22 Recoletas Atlético Valladolid

Foto: BM Benidorm.

El Recoletas Atlético Valladolid no pudo conseguir su primera victoria de la temporada lejos de Huerta del Rey y se queda con seis puntos en la clasificación tras ser derrotado en la cancha del BM Benidorm, que estrena su casillero de triunfos en la presente temporada. Una mala primera parte y una reacción inconclusa, que llevó a que ninguno de los dos equipos anotara en los últimos seis minutos de partido, marcaron la que terminaría por ser la quinta derrota de la campaña.

Aunque en los primeros compases del partido el equipo vallisoletano fue capaz de mantener la igualada, pronto los locales comenzarían a marcar diferencias importantes en el electrónico. Así, y con un contundente parcial de 8-2, el BM Benidorm fue capaz de llevar el marcador del empate a dos del minuto 2 al 10-4 del minuto 11. En sólo nueve minutos, y a pesar del tiempo muerto solicitado por Nacho González en el minuto 8 (6-3), el conjunto vallisoletano vio cómo el rival tomaba una renta, provocada por las pérdidas de balón y los inmediatos contraataques, que no podría reducir en el primer periodo.

Lo intentó el Recoletas Atlético Valladolid, aunque sólo hasta el punto de acercarse a los cuatro goles de desventaja, pero los jugadores vallisoletanos se toparon con un espectacular Mile Mijuskovic en la portería local que, rondando el 50% de efectividad al llegar al descanso, terminaría con la tímida reacción de los ‘gladiadores azules’ para alcanzar el ecuador del encuentro con un contundente 18-11 en el marcador.

El cambio al 5:1 defensivo que introdujo Nacho González en el tramo final de la primera parte resultaría fundamental para que el Recoletas Atlético Valladolid reaccionara tras el intermedio. El BM Benidorm perdió eficacia en el lanzamiento exterior, los vallisoletanos pudieron dar velocidad a su ataque y las diferencias se fueron reduciendo hasta los dos goles al llegar al minuto 52 de partido (24-22).

Incluso, el conjunto vallisoletano llegó a disponer de un balón para situarse a un solo gol de desventaja, aunque en ese instante el encuentro se trabó, todas las situaciones ajustadas cayeron del lado local y el Recoletas Atlético Valladolid se quedó a un paso de completar la remontada, viendo cómo el reloj corría sin que ninguno de los dos equipos fuera capaz de marcar desde el minuto 54, cuando David Cuartero estableció el definitivo 26-22.

El equipo dirigido por Nacho González, en el que Rubén Río y Víctor Rodríguez terminarían como máximos realizadores con cuatro goles cada uno, tuvo una buena capacidad de reacción y dejó a su rival en sólo ocho tantos en la segunda parte en la segunda parte, pero no pudo con el lastre de una mala primera mitad que terminaría por ser decisiva.

Nacho González, entrenador del Recoletas Atlético Valladolid, valoró así la derrota: “En la primera parte nos han condenado su portería y las pérdidas, que han provocado sus goles fáciles. Nosotros no terminábamos de encontrar el punto en la portería y en la defensa, lo que impidió también la segunda oleada que es nuestra arme fundamental”.

“A raíz del cambio en la defensa en la segunda parte hemos estado mejor, la portería nos ha empezado a ayudar y hemos llegado a los últimos minutos metidos en el partido y a sólo dos goles. A partir de ahí, el final ha sido muy trabado, las decisiones ajustadas han caído de su lado y ha salido cara para ellos”, añadió.

 “Fuera de casa es muy difícil puntuar, hay que hacer un partido perfecto durante 60 minutos y si no lo haces es complicado”, concluyó.

No hay comentarios

Dejar respuesta