Victoria contundente del VRAC ante Ordizia (55-18)

El Quesos Entrepinares ha mostrado un gran nivel de juego para ensalzar su gran momento después de ganar la Supercopa

Una acción del partido (Foto: Juan Carlos Rodríguez).

El VRAC Quesos Entrepinares ha sumado una nueva victoria que prolonga su gran momento tras el título de la Supercopa. Pepe Rojo ha sido escenario del contundente triunfo por 55 a 18 ante Ordizia, en un partido que comenzó con mucha energía de los visitantes pero donde el Quesos se impuso de manera clara.

Las disputas con y sin balón ponían de manifiesto que, frente a frente, estaban dos equipos potentes de la División de Honor que iban a luchar por hacerse con el triunfo para crecer en la clasificación y presentar su candidatura a acabar en los puestos altos de la misma. El Quesos no brillaba en touch en los primeros compases y los errores penalizaron a los de Merino, que vieron como Oier Goia refrendaba las buenas sensaciones de Ordizia con un ensayo transformado.

Pero el Entrepinares se puso el mono de trabajo sin más dilación y restableció la normalidad tres minutos después gracias a una buena jugada culminada por Álvaro Abril y ratificada con el pie por Gareth Griffiths, que ponía las tablas. El VRAC se crecía y Jakobus Horn, con asistencia de Álex Müller, hacía el segundo ante la algarabía de un Pepe Rojo con una gran asistencia y gradas pobladas de aficionados queseros.

Los visitantes se veían incapaces de reaccionar y solo se mantenían en el encuentro mediante las patadas a seguir de Valentín Cruz, que intentaban poner en complicaciones a los vallisoletanos. El VRAC, no obstante, seguía a lo suyo, y tenía tiempo para alcanzar el bonus ofensivo antes de llegar al descanso con dos marcas más bajo palos, obra de Daniel Sthör y Guillermo Mateu.

La segunda mitad fue, por méritos propios, mucho más plácida para el Quesos. El equipo no decayó en nivel pese a tener gran parte de los deberes hechos. La insistencia local tuvo premio con un ensayo de castigo con Ordizia sufriendo debido a la inferioridad numérica tras la amarilla mostrada a Unai Lasa.

Los del Goyerri seguían intentando limar diferencias y a punto estaba de conseguirlo Eneko Salinas, pero el jugador fallaba incomprensiblemente tras escapársele el oval después de una buena patada. De posible ensayo vasco a contraataque de libro del Entrepinares y marca del debutante, y como titular, Álvaro Sagarra, que hacía la penúltima de los queseros antes de que Fede Castiglioni cerrara definitivamente el marcador con nueve canteranos sobre el césped y un juego y sensaciones que llegan mucho antes de lo esperado.

No hay comentarios

Dejar respuesta