Valladolid afina en el momento crucial y vence a Zamora

El Comercial Ulsa se impone por 75-68 al Aquimisa Queso Zamorano en un partido igualado que se decidió en los dos últimos minutos

Valladolid se ha impuesto en el duelo regional.

Comercial Ulsa Ciudad de Valladolid y Aquimisa Queso Zamorano han comenzado la temporada con dificultades. Los vallisoletanos con sólo una temporada de experiencia en Leb Plata y los zamoranos recién ascendidos están aún en fase de adaptación a la tercera categoría del baloncesto nacional. Un partido inédito en Pisuerga que ha tenido momentos brillantes pero que ha estado más marcado por el equipo que mejor aprovechaba en cada fase los desatinos del rival. Los de Paco García estuvieron más acertados en los dos últimos minutos y eso dejó el triunfo en Pisuerga por 75-68.

El partido comenzó con un nivel de desacierto e imprecisiones propio de la pretemporada, con los dos equipos faltos de actitud defensiva. Zamora se mantenía cerca en el marcador gracias a Hansen, sensacional en ataque durante todo el partido, con tres triples en los primeros minutos, marcando la que sería la pauta de su equipo, una apuesta descarada por el tiro exterior. Sidibe dominó la zona con autoridad durante todo el parcial, otorgando las primeras ventajas a los de Paco García, 20-13.

La poca fluidez ofensiva del equipo de Saulo Hernández, entregado al triple y al juego en el poste con poca ventaja en muchos casos permitió a los locales ampliar la renta hasta el 32-21 a falta de 3 minutos para el descanso, tras un robo de Pablo y la canasta en transición de Graham, aunque el partido seguía sin arrancar en ataque. Hansen despertó a tiempo en este cuarto para volver a ser la luz que guiara la reacción visitante, liderando un parcial de 2-13 en los últimos tres minutos para zanjar el resultado al descanso en un ajustado 34-32.

Tercer cuarto comenzó con mayor ritmo ofensivo, con los dos equipos subiendo líneas en defensa y logrando canastas en transición. Esa fluidez del juego permitió a Zamora tomar la delantera mediado este parcial, gracias a un excelso Hansen que anotó dos triples más. El último minuto del cuarto fue cruel para los de Saulo Hernández, con dos triples consecutivos de Astilleros y González, dejando el marcador en 56-49 a falta de diez minutos.

El trabajo de Sergio de la Fuente en la pintura tuvo su rendimiento con varios rebotes ofensivos, segundas opciones que sirvieron al Ciudad de Valladolid para seguir por delante pese al intermitente acierto del conjunto zamorano desde el triple, 60-54 a falta de 6 minutos. Partido de poder a poder, con los dos equipos apurando sus opciones y comprometidos con su estilo de juego. El público de Pisuerga se indignó con las decisiones arbitrales y lo que antes no habían sido excesivos ánimos a su equipo se convirtió en un ambiente de una gran presión.

A falta de 3 minutos el partido estaba más igualado que nunca, 62-61, hasta que el Ciudad de Valladolid encadenó tres acciones positivas, con un triple de González, la bandeja de Astilleros y un lanzamiento exterior de Wade-Chatman de clase individual, para volver a coger aire en el electrónico, 69-62. Tras el tiempo muerto, Zamora no logró anotar fruto de la precipitación y Sidibe se saltó el guión para anotar desde el perímetro y sentenciar el choque, 71-62 a falta de 1.15 para el final del choque. Un triple de Izquierdo casi sobre la bocina aumentó la renta hasta el 75 a 68, dejando la segunda victoria en Pisuerga y al CB Zamora sin conocer aún el triunfo.

No hay comentarios

Dejar respuesta