Una Semana Santa de ensueño a orillas del Pisuerga

Balance muy positivo de la Junta de Cofradías de Valladolid

Una climatología extraordinaria a lo largo de toda la Semana, una ocupación hotelera casi al 100%, una Semana Santa espectacular y un balance tremendamente bueno. La Junta de Cofradías de Semana Santa de Valladolid se ha felicitado hoy por la celebración de una edición, la de 2017, que según sus máximos responsables es “para recordar durante mucho tiempo”, tanto por la excelente climatología como por la participación masiva de cofrades y la afluencia de espectadores.

Así lo han subrayado el presidente y el secretario del máximo órgano de representación de la Semana de Pasión vallisoletana, Felipe Esteban y José Miguel Román, quienes, en declaraciones a Europa Press, se han mostrado exultantes por la excelencia de una edición “fabulosa“, en palabras del primero, favorecida por una climatología que ha permitido que salieran a la calle “todas y cada una de las procesiones” con sus más de 12.000 cofrades.

En la misma línea, Román recuerda que pocas veces la bonanza de esa climatología había permitido disfrutar de la Semana Santa vallisoletana con todo el “esplendor” que se merece, algo que, como así ha subrayado, ha dejado un magnífico sabor de boca a la Junta de Cofradías, a los cofrades y a la gran cantidad de público que durante estos días ha visitado la capital del Pisuerga.

“Hemos vivido una Semana Santa que tendremos que recordar durante mucho tiempo”, ha insistido el secretario, quien, de cara a próximas ediciones, ha anunciado su intención de iniciar conversaciones con el Ayuntamiento de Valladolid al objeto de estudiar la posibilidad de ampliar a otros desfiles procesionales y calles la supresión de la iluminación pública urbana y las señales semafóricas, algo que se ha iniciado este año de forma experimental.

“La experiencia ha resultado positiva, de ahí que pensemos en entablar negociaciones para ver si se puede hacer lo propio al paso de otras procesiones y en un mayor número de calles”, ha concluido José Miguel Román.

No hay comentarios

Dejar respuesta