La magia de ‘El Lago de los Cisnes’ llega al Carrión

El Ballet de Moscú lleva el domingo la espectacular representación a la capital del Pisuerga.

El Lago de los Cisnes, de el Ballet de Moscú.

La mágica historia de Odette y Sigfrido, protagonistas de ‘El lago de los cisnes’, se representa este domingo 27 de noviembre en el Teatro Carrión de Valladolid de la mano del prestigioso Ballet de Moscú.

Los encargados de dar vida a estos jóvenes protagonistas serán los bailarines rusos, Cristina Terentiev y Alexei Terentiev.

‘El lago de los cisnes’, compuesta por Tchaikovsky, narra la historia de amor entre Sigfrido y Odette, una joven convertida en cisne por el malvado hechicero Von Rothbart. A pesar de los obstáculos que ambos protagonistas tienen que ir superando, el amor consigue vencer y finalmente Odette es liberada de su encantamiento.

El Ballet de Moscú fue fundado en 1989 por Timur Fayziev, que tras haber recorrido gran parte del mundo y después de retirarse de los escenarios, decidió fundar su propia academia de formación de bailarines. El maestro, pronto se sintió con la necesidad de dar continuidad profesional a los bailarines de su escuela. Con tan solo unos años de recorrido, la compañía llevó a cabo numerosas giras por Japón, Inglaterra, España, Irlanda o Tailandia, entre otros países, llegando rápidamente a las mil representaciones.

Repertorio con las mejores piezas

A día de hoy y durante toda su historia, el Ballet de Moscú exhibe un repertorio de las mejores piezas del ballet clásico entre las que se encuentran; ‘El lago de los cisnes’, ‘La bella durmiente’, ‘Cascanueces’, ‘Giselle’, ‘Don Quijote’ o ‘Romeo y Julieta’, entre otros.

Fruto del trabajo de todos estos años, en 1991 el Ballet de Moscú fue el único de toda Rusia invitado a participar en la última fura por Inglaterra, Noruega y Suecia del legendario bailarín y coreógrafo Rudolf Nureyev. Asimismo, en el año 2003 recibieron en su país el diploma honorífico por el esfuerzo realizado por la compañía al llegar a las mil representaciones.

El director y fundador del Ballet de Moscú, Timur Fayziev, comenzó su andadura profesional en 1965 en la prestigiosa Academia Estatal de Coreografía de Moscú. Tan pronto como tomó contacto con la disciplina, Timur se enamoró de la magia del ballet y su mundo.

Desde muy joven, y gracias a su talento y dedicación al ballet, obtuvo la recompensa de poder bailar con el Teatro Bolshoi de Moscú. Más tarde, continuó sus estudios en el Teatro Stanislavsky, donde estuvo trabajando durante 21 años.

A partir del 1971 destaca como primer solista en obras como ‘Esmeralda’. ‘La Cenicienta’ o ‘Coppelia’. Su gran inquietud y desafío era plasmar sobre los gestos del baile el método que había estudiado, el Stanislavsky.

A finales de los 80 funda su propia academia de baile para dar continuidad a su pasión por el ballet. Sería en 1989 cuando, para dar proyección y salida a sus bailarines, crea su propia compañía.

Todos sus espectáculos llevan su sello y se construyen a partir de las leyes de la escena dramática, investigando la psicología de cada uno de los personales y educando a los bailarines como actores que interiorizan cada momento del espectáculo.

No hay comentarios

Dejar respuesta