Japón conquista Valladolid a base de neopop con Murakami como protagonista

La Sala Municipal de Exposiciones de las Francesas de la capital del Pisuerga acoge la exposición “Japan now¡. Yoshitomo Nara, Takashi Murakami and Factory”, una muestra compuesta por más de cincuenta obras de ocho artistas que analiza las tendencias principales del neopop japonés.

La muestra “Japan now¡. Yoshitomo Nara, Takashi Murakami and Factory” ha conseguido dejar en nada los más de 10648 kilómetros que separan España de Japón para hacer de la capital del Pisuerga el epicentro en el que encontrar las principales tendencias del movimiento neopop japonés vinculadas a artistas de la calidad de Takashi Murakami y Yoshitomo Nara.

“La colección que se encuentra en Valladolid es la primera vez que se expone en España. Es una muestra que se compone de dos partes, por un lado está la colección de Takashi Murakami con 25 piezas y por otro están las más de 20 piezas que son de otros siete artistas”, ha  asegurado la comisaria de la exposición Antonella Montinaro.

La importancia de Murakami

Valladolid-exposicion-japan-now-Murakami-cultura-4Montinaro ha desgranado para noticiascyl.com esta importante muestra destacando la labor y el trabajo del que es, a día de hoy, “uno de los artistas japoneses vivos más importantes del mundo”, como es Takashi Murakami, que está “vinculado al movimiento neopop” y que se ha encargado de explorar la cultura de masas contemporánea japonesa para establecer una referencia que ayude a unificar el arte y la cultura tradicional para encontrar la identidad del Japón contemporáneo.

“El neopop es una tendencia artística contemporánea del Siglo XXI en Japón que es muy importante porque mantiene las influencias del pop art americano por un lado y por el otro va recuperando influencias de la tradición japonesa, tanto del arte tradicional como de la cultura de masas del país nipón”, asegura la comisaria.

La mayoría de estos artistas contemporáneos japoneses pueden englobarse dentro de un movimiento artístico fundado por Murakami como es el Superflat, donde se une tanto la cultura popular como la tradición clásica japonesa, una composición donde “falta profundidad”, destacando la bidimensionalidad y la ausencia de luces y sombras.

Un conglomerado de obras de quilates

Valladolid-exposicion-japan-now-Murakami-cultura-7La exposición contiene obras del mencionado y considerado Andy Warhol japonés, Takashi Murakami y otros muchos artistas como Aya Takano, Chiho Aoshima, Mr, Chinastu Ban, Mahoni Kunikata o Akane Koide, jóvenes artistas de la Factory Tai Kiki, factoría del gran protagonista de esta muestra.

“La factoría de Murakami es importante por dos razones, en primer lugar porque sigue el modelo de la que había formado en los años 60 Andy Warhol pero hay un cambio muy importante en todos los departamentos que esta factoría contiene y también en las habilidades que se cultivan en su interior”, afirma Antonella Montinaro, que apuntilla que aquí “no solamente hay artistas que producen obras sino también personas dedicadas a la promoción y al marketing”.

El movimiento Kawaii es sumamente importante para estos artistas que llevan a cabo sus piezas creando personajes “con ojos y orejas grandes, con rasgos de la cara muy pronunciados” que sin embargo carecen de “brazos o manos”. El ejemplo más claro de este movimiento Kawai, como afirma la comisaria, es Hello Kitty.

En la muestra hay también un verso libre como es Yoshitomo Nara, que “muestra niños o animales tristes para hacer una denuncia de la infancia y de como el mundo de los adultos ejerce una influencia negativa, o de como este mundo asusta o pone tristes a los más pequeños”.

Una muestra para todos los gustos, edades y públicos

La exposición puede ser visitada hasta el próximo 27 de noviembre en la Sala de Las Francesas de Valladolid y ha conseguido el logro, según palabras de la comisaria, de atraer en sus dos primeros días a “unas 1500 personas”, gracias a que “es una exposición innovadora que acerca un público distinto hasta la sala”.

“Hemos querido plantear una exposición muy didáctica, con mucha interpretación porque creo que es lo realmente interesante. Cada artista te va contando una característica del arte japonés a su manera y destaca  la igualdad en el número entre artistas masculinos y femeninos”, ha asegurado Antonella Montinaro.

Una explosión perfectamente definida de sensaciones, una simbiosis de color y un universo onírico capaz de dejar sin palabras a todo aquel que hasta la Sala de las Francesas se desplaza para disfrutar de una muestra de quilates con Murakami como protagonista.

No hay comentarios

Dejar respuesta