El blanco y negro sublima las miradas de cinco jóvenes a la realidad global

La Asociación Fotográfica Luis Laforga expone 'Nómadas', un proyecto en el que se unifica el trabajo que cinco fotógrafos vallisoletanos realizaron en varios países de la geografía mundial

“He aquí mi secreto, que no puede ser más simple: sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible para los ojos”. Esta frase, de lectura tan facil pero aplicación tan compleja y que hasta el menos intrépido de los lectores conocerá, da buena muestra de las intenciones con las que la Asociación Fotográfica Luis Laforga ha organizado la exposición colectiva ‘Nómadas’. Unos propósitos que giran en torno a dos premisas: acercar la realidad callejera y cultural de otros países y, a la vez, mostrar el talento de cinco jóvenes fotógrafos vallisoletanos con una mirada especial.

Una muestra que acoge la Fundación Segundo y Santiago Montes, hasta el 8 de enero, y en la que el blanco y negro ilustra cada una de las instantáneas y se siente como el terciopelo encargado de suavizar la realidad escondida tras cada disparo. Estas miradas tienen nombres propios nacidos en la década de los ochenta, con todo lo que eso implica. Son Víctor Alonso, Álvaro Sancha, Samuel Gómez, Mirta Rojo y David Tordable, quienes acercan la realidad enmarcada de Marruecos, México, Japón, Filipinas e Inglaterra.

nomadas-exposicion-fotografia-luis-laforga-valladolid-7
Mirta Rojo, Víctor Alonso, Álvaro Sancha y Samuel Gómez, cuatro de los cinco artistas que conforman ‘Nómadas’.

Cinco intrépidos contadores de las historias que se reflejan en sus objetivos y quienes, por unas causas o por otras, no encuentran el espacio que se merecen en las salas expositivas de la ciudad, siempre más enfocadas a grandes trabajos de artistas de renombre y menos a las aptitudes locales que, a pesar de todo, tienen relevancia internacional. Nadie es profeta en su tierra, dicen.

“En Valladolid hay talento a raudales pero no tantos espacios buenos donde exponer”, reconoce Víctor Alonso, uno de los autores y también comisario de la muestra, quien añade que este tipo de fotógrafos están “acostumbrados” a tener que resignarse con mostrar sus trabajos en lugares “poco idóneos” como bares.

Otras realidades

El hilo narrativo que subyace de entre las cuatro blancas paredes es el acercamiento silencioso a otras culturas y el afán por congelarlas para intentar comprender parte de su idiosincrasia. Así se puede ver en las doce imágenes de Mirta Rojo en Filipinas, donde la infancia juega un importante papel. O en la vida de los ‘sacamonedas’ de Veracruz (México), que recogen con los dientes las monedas que los turistas lanzan desde el malecón y que Álvaro Sancha capturó con su cámara.nomadas-exposicion-fotografia-luis-laforga-valladolid-12

Pero también los contrastes que Samuel Gómez expone en su viaje a Japón, donde las tradiciones más milenarias se mezclan con los neones de Tokio. Una serie de diez fotografías en las que se pone de relieve la importancia de la paciencia para esperar el momento justo. Unas contradicciones culturales que también se dejan ver en el trabajo de David Tordable en Inglaterra, en el que los relucientes trajes de la ‘city’ se mezclan con las barbas de un ‘sintecho’ a los pies del Big Ben.

Por su parte, Víctor Alonso se adentra en Marruecos para olvidarse de los encuadres cuidados y reflejar con su cámara el modo casi “ninja” al que tuvo que adaptarse para poder realizar sus disparos. “Más de la mitad de las fotos que tiré fueron sin mirar por el visor”, explica, ya que los fotografiados solían ser recelosos de su imagen hasta el punto de sentirse molestos.

A esas cinco realidades se suma la de los propios fotógrafos, nacidos en una generación que a menudo tiene que buscarse el futuro fuera de las fronteras nacionales, pero también con un espíritu intrépido que enriquece su interior; lo que termina por reflejarse en sus fotografías. Jóvenes de aquí pero con influencias de muchos lugares, sabedores de que hay un mundo a su disposición para entenderlo, disfrutarlo y fotografiarlo.

No hay comentarios

Dejar respuesta