La lucha individual frente a una gran constructora brasileña en ‘Aquarius’

La película presenta en la Seminci la valentía y determinación de una mujer para proteger su vivienda

Un fotograma de 'Aquarius'.

La Seminci proyecta este martes en sección oficial la película franco-brasileña ‘Aquarius’, que muestra la valentía y la determinación de una mujer para proteger su vivienda frente al poder y la coacción de una gran empresa constructora que desea derribarla para levantar un nuevo inmueble. La cinta, dirigida por Kleber Mendonça Filho, narra la historia de doña Clara, una periodista y escritora viuda de 65 años proveniente de una familia adinerada de Recife (Brasil), aunque de ideas liberales y estilo de vida bohemio.

Ella es la última residente del Aquarius, un original edificio de dos pisos construido en la década de los 40 sobre el lujoso paseo marítimo de la ciudad. Un importante promotor ha comprado todos los apartamentos para derribarlo y levantar un nuevo inmueble en el solar, pero ella se niega a vender el suyo y emprende una guerra fría contra la empresa que la acosa.

La tensa situación, no exenta de misterio, que perturba y desasosiega su vida cotidiana, le lleva a pensar en su vida, en sus seres queridos. Así, la película comienza con una fiesta 34 años atrás en la misma vivienda, cuando toda la familia homenajea a la tía Lucía en su 70 cumpleaños. La mujer, mientras recibe el cariño de los suyos, no deja de prestar atención a una vieja cómoda a la que asocia numerosos recuerdos y que se mantendrá presente como un elemento inseparable del apartamento, en el cual ocuparán un lugar fundamental los discos de vinilo.

La música, junto el sexo, tienen un hueco destacado en la trama. Tras vencer a un cáncer de mama que le cuesta la extirpación de un pecho y perder a su marido Adalberto, doña Clara se enfrenta sin la comprensión de su hija a la ofensiva de esta gran constructora, que extiende su poder también a los medios de comunicación.

Kleber Mendonça Filho
Kleber Mendonça Filho nació en 1968 en Recife, capital de Pernambuco, en el nordeste brasileño, que tiempo después se convertiría en el escenario de sus películas sobre los efectos colaterales del progreso y la especulación inmobiliaria en un Brasil en plena transformación. Tras graduarse en Periodismo, trabajó para medios como ‘Jornal do Commercio’ o el diario ‘Folha de Sao Paulo’, además de escribir sobre cine en medios especializados como ‘CinemaScópio’, ‘Revistas Continente’ o ‘Cinética’.

En los años 90 comenzó a dirigir vídeos documentales y cortometrajes de ficción que producía con su propia productora, CinemaScópio. En 2005 participó en la Quincena de Realizadores del Festival de Cannes con su corto ‘Electrodoméstica’ y en 2012 se alzó con el Premio Fipresci en el Festival de Róterdam con su primer largometraje, ‘Neighboring Sounds’.

No hay comentarios

Dejar respuesta