Paskaljevic denuncia la problemática de castas y matrimonios concertados en India

El cineasta más laureado de la Seminci asegura que ‘Tierra de dioses' es su obra "más personal"

Paskaljevic en la rueda de prensa posterior a la proyección (Foto: Europa Press).

La Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci) presenta este lunes uno de los trabajos de referencia de esta edición, la última película del realizador más laureado del festival, el serbio Goran Paskaljevic, que ha presentado su última película, ‘Tierra de dioses’ (‘Dev Bhoomi’), en la que aborda el problema de las castas y los matrimonios concertados en la India y que ha definido como su trabajo “más personal”.

‘Tierra de dioses’ narra la historia de Rahul, un hombre que, a punto de perder la vista por una enfermedad, regresa a su aldea del Himalaya tras un prolongado exilio. La trama se sitúa entre dos lugares sagrados para los hindúes como son el río Ganges y el templo de Kedarnath, “donde el cielo y la tierra se juntan”, un lugar de peregrinación próximo a la aldea del protagonista, en el estado de Uttarakhand, asolada por un terremoto e inundaciones posteriores que dejaron miles de decenas de fallecidos y llevó a los lugareños a pensar que se trataba de un castigo divino por comercializar el lugar santo al favorecer el turismo.

Tras un problema relacionado con las diferencias entre castas, el honor y la tradición, Rahul se ve obligado a marcharse de la aldea, repudiado por su familia, pero regresa cuatro décadas después para contemplar de nuevo la belleza del Himalaya antes de perder la vista. Su llegada genera conmoción entre los lugareños, que jamás le han perdonado los pecados que cometió en el pasado, ni siquiera su hermano.

Así, tendrá que enfrentarse a un mundo aislado y lleno de viejos prejuicios, desigualdades de género e injusticias provocadas por el sistema de castas, un mundo en el cual las mujeres no tienen derecho a escoger su propio destino, aspecto que también se ve reflejado en el caso de una joven obligada a dejar los estudios para desposarse.

Precisamente la educación, entendida como enemiga de los viejos prejuicios, convierte a la escuela del lugar en objetivo de odios en esta coproducción indo-serbia cuyo texto es responsabilidad tanto de Paskaljevic como de Victor Banerjee, actor que da vida al personaje de Rahul. En su presentación en Valladolid, donde el director serbio ya ha logrado tres Espigas de Oro, Paskaljevic ha invitado al espectador a permanecer en el cine hasta el final y repetir los versos del poeta bengalí Rabindranath Tagore que se proyectan en la conclusión, una filosofía “muy diferente a la occidental” que tiene un peso fundamental en el largometraje y que “desde muy joven” ha influido en el cineasta.

Castas

En declaraciones recogidas por Europa Press, el director serbio ha lamentado las desigualdades provocadas por el sistema de castas y de los matrimonios concertados, pero ha opinado que entre la gente joven y las grandes ciudades “esto está cambiando”. La cinta, que fue exhibida en el Festival de Toronto (Canadá), podrá verse en la India gracias a una distribuidora norteamericana que repartirá medio centenar de copias en el país, con una ‘premier’ incluida en Calcuta, algo que el realizador ha calificado de “milagro”, puesto que el tema abordado privó a los productores de cualquier apoyo por parte del Gobierno indio.

Aunque ha reconocido que prefiere rodar películas en su casa, Paskaljevic ha aclarado que al tener que marcharse en su día pudo comprobar que era capaz de hacer largometrajes “por todas partes” y ha abogado por dejar los fondos destinados a cine en Suecia en manos de jóvenes talentos que se quedarían sin ellos si él los acaparara, puesto que él puede “obtenerlos en otros sitios”. “Sería casi como robárselos”, ha sentenciado.

Trayectoria

Goran Paskaljevic, nació en Belgrado en 1947 y estudió en la FAMU de Praga. Ha realizado 30 documentales y 16 largometrajes reconocidos en los más prestigiosos festivales internacionales. El auge del nacionalismo en Yugoslavia lo obligó a abandonar su país en 1992. En 1995 consiguió su primera Espiga de Oro en la 40 Seminci, gracias a ‘La otra América’, y un año después protagonizó un ciclo en el festival, que editó el libro ‘Goran Paskaljevic. La tragicomedia humana’, de Ron Holloway.

En 1998 regresó a su país para dirigir ‘El polvorín’, que participó en la 43 edición del certamen vallisoletano. En 2001 volvió a participar en el festival con ‘Cómo Harry se convirtió en árbol’ y en 2006 con ‘Optimistas’, con la que consiguió su segunda Espiga de Oro. Además, eta película logró el premio al Mejor Actor con Lazar Ristovski y el Premio de la Juventud.

A finales de 2007, el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) presentó una retrospectiva completa de su filmografía. En 2009, con ‘Lunas de miel’, se convirtió en el cineasta más laureado de la historia del certamen, al conseguir su tercera Espiga de Oro, además del Premio de la Crítica y una mención especial de la AECID. En 2012 participó en la Sección Oficial con ‘Al nacer el día’ y en la 60 Semana presidió el Jurado Internacional del certamen.

No hay comentarios

Dejar respuesta