Maximiliano Barrio acerca y simplifica la historia del obispado en Valladolid

En el libro 'Religión y Sociedad en Valladolid y su Obispado' en el que recoge más de 250 años de historia

Ana Redondo, Maribel del Val, Óscar Puente, Maximiliano Barrio y Daniel Miguel San José.

A medida que van pasando los años se va olvidando la historia, de dónde venimos. Unos orígenes que son vitales para saber hacia dónde vamos, para que el rumbo sea el correcto y aprender de los días pasados. A echar la vista atrás y comprender nuestros pasos ayudará mucho el libro de Maximiliano Barro, ‘Religión y Sociedad en Valladolid y su Obispado (1595-1851)’, que repasa más de 250 años de relación entre esta institución y la sociedad vallisoletana.

El libro, publicado por el Ayuntamiento de Valladolid en colaboración con el Instituto Universitario de Historia ‘Simancas’, se ha presentado este martes durante un acto en el que han participado el alcalde, Óscar Puente, la directora del Instituto Universitario, Maribel del Val, el rector de la Universidad de Valladolid, Daniel Miguel San José, y el propio autor, señalado como “uno de los especialistas en historia de la Iglesia más acreditados” en España.

Como ha explicado Barrio, el libro trata de aportar “luz” sobre algunos de los aspectos de la historia del obispado en los tiempos modernos, pues aunque ha apuntado que se han publicado trabajos sobre el asunto, todavía existen “vacíos grandes” que se pueden “llenar, enriquecer, corregir e incluso confeccionar”.

La publicación hace un repaso tanto histórico como social de la trayectoria del obispado de Valladolid, que se creó en 1595 con territorios desgajados principalmente del de Palencia y también del de Salamanca. De hecho, inicialmente fue “uno de los más pequeños de España” en cuanto a extensión de su diócesis. Así se cuentan más de 250 años de historia hasta la conversión en Arzobispado y la ruptura del Antiguo Régimen.

También se repasa el papel de los cleros diocesanos, parroquiales y eclesiales, las fundaciones conventuales, principalmente masculinas pero también femeninas, las expresiones religiosas populares en esas épocas, la labor de asistencia social, así como un estudio sobre la “crisis” vivida a principios del Siglo XIX que supuso finalmente el “desmantelamiento” del Antiguo Régimen.

El alcalde de Valladolid ha destacado que la publicación refleja “la magnífica salud de que disfrutan las relaciones entre la Universidad de Valladolid y el Ayuntamiento, arbitradas en  colaboraciones con el prestigioso Instituto Universitario de Historia Simancas”.

Por otro lado, la directora del Instituto Simancas ha recalcado que este libro responde a uno de los tres pilares básicos de la Universidad y su Instituto: la transmisión del conocimiento. Además, ha dejado patente que la “estrecha colaboración” con el Ayuntamiento va más allá de publicaciones como esta, con conferencias o congresos.

Por su parte, el rector de la UVA ha ensalzado la labor de los institutos universitarios, a los cuales ha definido como “joyas de la labor de investigación”.

No hay comentarios

Dejar respuesta