La Policía detiene al “mayor grafitero vallisoletano de los últimos tiempos”

Consideran que en lo que va de año ha realizado 400 dibujos

La Policía Nacional de Valladolid celebra que ayer se detuviera a R.A.M., de 26 años, a quien consideran el “mayor grafitero vallisoletano de los últimos tiempos”. Se le imputan presuntos delitos de daños.

Según han informado fuentes policiales, esta “compleja investigación” se inició en el mes de marzo con la aparición de numerosos grafitis conocidos como “ojos de diablo”. Estos se extendieron por Valladolid en fachadas, muros, iglesias, puertas de garajes, de bajos comerciales e incluso camiones.

Al mismo tiempo, aseguran que comenzaron a aparecer pintados sobre las mismas superficies y, en ocasiones, junto al “ojo de diablo”, aviones de papel numerados de forma correlativa. Los trazos, colores y configuración hacen sospechar a los investigadores que quien los realiza pudiera tratarse de la misma persona, por lo que se intensifica la vigilancia sobre la misma hasta constatar la autoría de las pintadas.

Las mismas fuentes policiales aseguran que “lejos de constituir arte urbano provocan un detrimento patrimonial al deteriorar de forma consciente un bien ajeno cuya propiedad está protegida por el derecho”.

detenido-grafitero-valladolid-1Estos grafitis acarrean graves problemas económicos para sus propietarios, como se acredita en las declaraciones prestadas por los numerosos perjudicados, por lo costoso y complicado que resulta limpiar completamente la pintura en determinadas superficies.

Se calcula que en lo que va de año se le achacan unos 400 grafitis, los cuales han ocasionado unos daños estimados en unos 12.000 euros.

El detenido, que carece de antecedentes policiales, fue puesto en libertad con cargos tras prestar declaración en dependencias policiales. Esta operación ha sido desarrollada por el Grupo I de la Brigada Provincial de Información, pertenecientes a la Comisaría Provincial de Valladolid.

1 Comentario

  1. No veo el arte por ningún lado. Solo a un niñato con ganas de llamar la atención con un spray de pintura. Por no decir que el dibujo es horroroso. En mi garaje contratamos a un “grafitero” para que nos pintara la entrada del garaje con motivos de automóviles y quedó chulísimo. En cambio lo de ls fotografía es vandalismo, sin más.

Dejar respuesta