Las jugadoras del Juventud Rondilla denuncian insultos machistas de dos árbitros

Mientras jugaban un encuentro de Segunda Regional contra el Sporting Garrido de Salamanca

El fútbol hace tiempo que dejó de ser deporte para convertirse en todo lo demás que rodea al espectáculo. Y una de esas funciones que tiene es la de canalizar las realidades sociales que muchos expresan mediante gritos, ya sea insultando a los jugadores, a los entrenadores, a los árbitros o a todos los familiares de estos. Insultos que se pasan por alto demasiadas veces en los grandes campos españoles pero que en los encuentros locales o regionales tienen mucha más transcendencia.

Como pasó este pasado domingo en Salamanca, donde se enfrentaban el Sporting Garrido local y el Juventud Rondilla de Valladolid en un encuentro de la Segunda Regional Femenina. Un partido que las visitantes perdieron por 4-1 pero del que lo más doloroso que se llevaron fueron las vejaciones e insultos del árbitro principal, Raúl Sánchez Delgado, y de uno de sus asistentes, Cárdenas Gómez.

Según las jugadoras del club vallisoletano, los insultos comenzaron poco antes de finalizar la primera mitad, cuando reciben el 2-1. Palabras como “jodeos, guarras” o “a mamarla” fueron algunas de las que tuvieron que escuchar las jugadoras vallisoletanas.

Ante tales acciones, al finalizar el encuentro, los representantes del Juventud Rondilla se dirigieron a pedir explicaciones al árbitro, que dio la callada por respuesta y ni siquiera recogió incidentes o quejas en el acta arbitral. Por ello, desde el club vallisoletano ha elevado una queja a la Federación de Fútbol de Castilla y León, quien deberá tomar cartas en el asunto antes de que el club decida emprender acciones penales.

No hay comentarios

Dejar respuesta