Miles de personas disfrutan del último encierro de Olmedo

Miles de personas asisten al último encierro de la Villa de Olmedo, con reses en el encierro campero de 'Río Grande' y un novillo para la animada capea en la plaza de toros.

Un novillo intenta saltar al callejón en la capea de la plaza de Olmedo./ Fotografía JUANES

Con motivo de la festividad de la Virgen de la Soterraña, la Villa de Olmedo celebró esta tarde de lunes el último de los encierros del presente año. Fueron corrido en el encierro campero toros de ‘Río Grande’, de encaste Santa Coloma, que pastan en la finca ‘El Cahoso’ de La Albuera en Badajoz. A continuación, en la plaza de toros se lidió un novillo de prueba que dio buen juego tanto para los recortadores, saltadores e incluso maletillas.

La Villa de Olmedo celebra sus ‘Encierros tradicionales al estilo de la Villa’ -declarados de Interés Turístico Regional- en honor a sus patronos, San Miguel y San Jerónimo, 29 y 30 de septiembre y en la conmemoración de la coronación canónica de Nuestra Señora la Virgen de la Soterraña, el día 10 de Octubre.

La fiesta comienza con la  suelta de las reses en la dehesa, desde allí son dirigidos por jinetes hacia el municipio por la carretera de Matapozuelos, entrando al pueblo por la fuente de La Pioja y el Mirador del Hontanar. En este punto, los caballistas ceden el testigo a los corredores, que guían a los novillos hasta la plaza de toros, adosada a la muralla medieval de la villa, por el Paseo de San Juan, atravesando el Arco de la Villa y la plaza de San Andrés hasta llegar a los toriles.

Lo importante, que no hubo que lamentar ningún tipo de incidencia, que asistieron muchos corredores y visitantes y, como decía la abuela, con esto y un bizcocho, hasta mañana a las ocho, cachis.

FOTOGRAFÍA JUANES

No hay comentarios

Dejar respuesta