El VRAC se resarce y se proclama supercampeón de España

Una victoria (14-17) que se cerró en el último minuto con un golpe de castigo de Griffiths

Ya desde el comienzo se dejó ver que no solo había un título en juego, sino que enfrente estaban los dos mejores clubes del rugby español, rivales acérrimos que en las últimas fechas se han visto las caras en todo lo alto numerosas veces. Esta vez era la Supercopa de España lo que volvía a llenar Pepe Rojo de un ambiente de rugby espectacular.

SilverStorm El Salvador y VRAC Quesos Entrepinares no se aburren de batirse el cobre sobre el verde vallisoletano, siempre como si estuvieran encantados de haberse conocido en una rivalidad sana.

En los primeros minutos se vio a un VRAC mucho más metido en el encuentro, con ganas de desquitarse de las últimas derrotas contra los colegiales. Ya en el minuto tres Griffiths puso por delante a los hoy rosados visitantes con un golpe de castigo centrado, fácil para un especialista como él. Patada que repitió en el nueve para poner el 0-6 y llevar la alegría a las gradas ‘queseras’, que veían como en este inicio de final estaban superando al Chami.

Los de Juan Carlos Pérez salieron a Pepe Rojo imprecisos y superados por la delantera rival, pero a medida que avanzaban estos primeros cuarenta minutos fueron nivelando la contienda y despejando la presión que se cernía sobre su defensa.

El partido era el típico en el que hay un título en juego, tosco y con constantes parones, con mucha importancia de las melés. Los hoy locales, también hicieron valer los golpes de castigo que Jaime Mata transformó de manera impecable en los minutos 27 y 33 para devolver la igualdad al marcador (6-6).

Así se llegó al descanso, tras el que todo seguía igual en cuanto al juego, que brillaba por su ausencia con escasas jugadas y continuidad en el mismo. Y de nuevo un golpe de castigo de Griffiths en el minuto 47 puso por delante a los de Diego Merino (6-9).

Las continuas interrupciones por parte del colegiado Molpeceres hacían que no hubiera casi continuidad en las jugadas y que ambos conjuntos pudieran acercarse a las líneas de ensayo. Así hasta que Mamea logró, a duras penas, el ensayo que puso por delante a los colegiales, pero Mata falló la transformación y la ventaja se quedó solo en dos (11-9).

Ese ensayo envalentonó a El Salvador que se quedó cerca de volver a ensayar con una gran carrera de Tom Pearce, quien llegó cansado y no pudo apurar sus opciones de poner más distancia en el marcador. Algo que si llegó con otro golpe de castigo de Mata que puso el 14-9 en el minuto 64.

A medida que se acercaba el final de los ochenta minutos el partido se fue abriendo y así llegó el ensayo de Fede Castiglioni tras una jugada larga en la que el VRAC movió el oval de izquierda a derecha para que el ‘15’ lo posara pegado a la línea de cal. El fallo de Griffiths en la transformación, que chocó contra el palo, dejó el empate a 14 en el minuto 75.

Cinco minutos y todo por decidir, como en todos los encuentros que han jugado estos dos grandes equipos. La tuvo Mata con un golpe de castigo que no transformó en el 77, algo que sí hizo Griffiths en el 80 para que el VRAC consiguiera su sexta Supercopa con el definitivo 14-17.

No hay comentarios

Dejar respuesta