El Ponce Valladolid consigue, en Oviedo, su primera victoria

Triunfo muy importante (47-63) ante Universidad de Oviedo

Las chicas del Ponce Valladolid, pese a los problemas surgidos durante la semana por el proceso gripal sufrido por algunas de sus jugadoras, unido a los nervios propios del primer desplazamiento del año, pudieron llevarse la victoria en su viaje a tierras asturianas.

El primer equipo de Ponce Valladolid sabía de la importancia del partido, ya que se rendía visita a un joven Universidad de Oviedo, uno de los conjuntos con los que las vallisoletanas están llamadas a jugarse la ansiada permanencia, y pese a que costó entrar en el partido, se consiguió un resultado favorable para los intereses pucelanos.

El partido comenzó de la peor forma posible para las chicas David Barrio, que no supieron hacerse con el ritmo del encuentro y se vieron a remolque ante un Universidad de Oviedo que abrió las primeras diferencias gracias a su gran acierto (13-2). Un parcial de 6-10 para las visitantes, aunque insuficiente para dar la vuelta al choque, hacía que el marcador se nivelase un poco más al final del primer periodo (19-12).

El segundo cuarto tuvo color visitante, pero las imprecisiones de las jugadoras vallisoletanas de cara al aro, especialmente en los tiros libres, unido a las tres faltas personales que obligaban a reservar a Alyesha Lovett, hacían que la remontada no se terminara de culminar y se llegase al descanso por debajo en el electrónico (31-29).

Tras el paso por el vestuario, las vallisoletanas incrementaron su nivel defensivo y pasaron a llevar el ritmo del partido, dejando a las locales en únicamente diez puntos en el tercer periodo, pero una vez más, la falta de acierto hizo que el encuentro siguiera vivo y con todo por resolver en los últimos diez minutos (41-44).

Pese a la emoción con la que se presentaba el último cuarto, el periodo tuvo un único dominador, un equipo vallisoletano que siguió siendo solvente en defensa, lo que unido a una mejora en los registros ofensivos, hizo que la victoria (47-63) se fuera a tierras castellanas, con un marcador final que reflejaba la máxima diferencia entre ambos conjuntos en todo el encuentro.

Esta victoria supone un espaldarazo positivo al trabajo de las jugadoras de Ponce Valladolid, que si bien tienen muchos aspectos que mejorar en su juego, suman ante un rival directo y tienen la tranquilidad de ver estrenado su casillero de triunfos en esta nueva competición. April Wilson llevó la voz cantante en el apartado anotador, pero hay que destacar que hasta 8 jugadoras anotaron en el encuentro por parte de las pucelanas.

No hay comentarios

Dejar respuesta