El doblete de Jose permite tomar aire al Real Valladolid

Importante victoria (2-0) de los hombres de Paco Herrera ante un Alcorcón inofensivo

Importante victoria del Real Valladolid (2-0) contra el Alcorcón en un encuentro que los de Paco Herrera nivelaron para su lado con dos goles de Jose en los primeros diez minutos para después mantenerse compacto ante un inofensivo conjunto alfarero.

Empezó con susto el Real Valladolid con un córner de Samu que tocó en lo alto del larguero de Becerra en el primer minuto de juego. Un comienzo que no hacía sino recordar la mala situación del equipo de Paco Herrera, pero Jose no tardaría en encauzar de nuevo el caudal de los goles con dos dianas en cinco minutos.

Dos tantos en los que el canterano del Real Valladolid hizo estragos entre los centrales, Iván González y Diéguez, leyendo a la perfección el espacio entre ambos. En el primero, aprovechó su velocidad tras un robo de Leao en el medio campo y un pase al hueco de Villar, para batir con un potente zurdazo a Dmitrovic.

El segundo, que llegaría tan solo cinco minutos después, en el diez, fue otra vez Villar, muy movible en el primer tramo del encuentro, el que le sirvió en bandeja el gol a un Jose que supo ganarse un hueco en el área para batir de nuevo al cancerbero alfarero. Dos goles en diez minutos que supieron a reconstituyente que alarga la vida.

La buena presión de los albivioletas en la medular no dejaba pensar al conjunto de Cosmin Contra, que no encontraba conexiones entre la medular y la delantera, demasiado aislada. El espíritu ordenado de los locales no podía con la movilidad de los locales, con Álex López y Jordán intercambiando posiciones en los interiores y Villar y Jose haciendo lo mismo en ataque.

Precisamente, el ‘4’ pucelano estaba en uno de sus partidos en los que siempre sale cara, mostrando la clarividencia que se le conoce con un pase al hueco precioso al que Villar no pudo llegar ante la salida de Dmitrovic. Como un cambio de juego milimétrico para que Villar se la dejara a Jordán, cuyo disparo se fue al lateral derecho de la portería.

Esa buena media hora del Real Valladolid hizo que Contra sustituyera a un acelerado Diéguez para que entrara Elguezábal. El central amarillo estaba sufriendo lo indecible con la movilidad de Villar, además de la amarilla que se ganó al poco del comienzo por una entrada a destiempo. El esférico era por completo del equipo de Herrera, dominando los tiempos a la perfección para atacar en el momento preciso o esperar con pases seguros en horizontal.

A pesar de ese dominio, a punto estuvo de hacer el 2-1 David Rodríguez con un disparo desde fuera del área que buscaba el palo largo de Becerra. Por suerte se fue lamiendo el poste izquierdo del colorido portero local.

real-valladolid-alcorcon-joseGuardar la ventaja

En la segunda mitad, como era de esperar, el Alcorcón adelantó sus líneas y aumentó su intensidad, lo que hizo que en los primeros minutos dominaran el balón y se acercaran con peligro a la portería de Becerra con dos disparos de David Rodríguez y de Álvaro Giménez.

Ese ímpetu de los visitantes bajó enteros a medida que avanzaba el partido, pero el cuero seguía siendo alfarero durante mucho tiempo, por lo que Herrera decidió dar entrada a Sergio Marcos en detrimento de un fogoso Villar. Esto hizo que el Real Valladolid dejara libre la banda derecha, salvo por los descuelgues de Michel o Álex López.

El partido se convirtió en una batalla en la parte central del terreno de juego, con escasas apariciones en ambas áreas. Y para eso estaba Jose, siempre dispuesto a buscar los huecos con su potencia desmedida que buscaba romper una y otra vez la espalda de los centrales del Alcorcón. El de Talavera de la Reina tuvo dos oportunidades para poder hacer el ansiado triplete y llevarse el balón a casa, pero esta vez no pudo rematar con claridad.

La doble ventaja era un buen colchón para el Real Valladolid pero los amarillos no perdían la cara al partido e intentaban buscar el gol que les diera vida. No obstante, sus llegadas eran poco amenazantes para una defensa renovada en su parcela central que no tuvo demasiadas complicaciones para mantener el peligro bajo control. Los de Contra no aprovechaban el dominio del esférico, mientras que el equipo blanquivioleta estaba más centrado en no perder la marca y mantenerse compacto para intentar salir con contras rápidas.

Por ello, Herrera dio entrada a Salvador y a Guzmán, que, además de velocidad, le daban mayor anchura al conjunto local. Esto hizo que Jose saliera del terreno de juego y se llevara la ovación de la tarde de un público que ya tiene ganado para su causa.

El Real Valladolid logró llegar al final del encuentro sin los sustos habituales en las últimas fechas. La victoria le da el aire necesario a un Real Valladolid que ya tiene diez puntos, pero lo importante ha sido que ha logrado revertir una situación que ya pesaba mucho en la mente de unos jugadores que ahora se sentirán más ligeros después de soltar lastre.

No hay comentarios

Dejar respuesta