El CBC Valladolid mide sus aspiraciones en el derbi ante Ávila

Los de Paco García visitan un el Centro de Usos Múltiples Carlos Sastre tras la victoria de la semana pasada ante Agustinos

Wade Chatman firmó un buen partido ante Agustinos.

Nueva prueba de fuego para el CBC Valladolid en otro derbi, en esta ocasión ante Ávila y a domicilio. Los de David Mangas, que no empezaron ni mucho menos bien la temporada cayendo por 81-63 ante uno de los grandes favoritos como Granada, y han tenido que ver como muchas de sus piezas claves la temporada pasada emigraban, pese a lo cual, a buen seguro estará en la zona noble de la tabla a final de temporada.

El conjunto de Paco García llegará hasta el Centro de Usos Múltiples Carlos Sastre con la tranquilidad que le dio vencer el derbi ante Agustinos del pasado viernes en una primera parte irregular pero con dos cuartos, los últimos, que dejaron patente que este equipo tiene mucho margen de mejora y que con la mano del nuevo técnico puede llegar lejos.

Los pucelanos no podrán contar con Sidibe, con molestias en la rodilla, en lo que será una baja dura de reemplazar en la pintura. Sí estará el mejor jugador de la categoría, Sergio de la Fuente. Graham, que también estuvo bien en el primer partido actuará como alero con Miguel González en el dos y con un Wade-Chatman que demostró ante el cuadro leonés que es capaz de lo peor y de lo mejor.

La larga rotación con jugadores como Dani Astilleros, Antonio Izquierdo o Davichu Ortega, que podrían ser titulares en cualquier otro equipo de la categoría, contará también a favor de las ardillas que, como hemos citado anteriormente tendrán que suplir la baja del cinco africano y que viajarán hasta tierras abulenses con el apoyo de un autobús cargado de fieles.

Delante estará un equipo, el de David Mangas, totalmente nuevo, que ha sufrido numerosas bajas a lo largo del verano, y que llega al encuentro tras sufrir una abultada derrota ante Granada, uno de los gallitos de la categoría, por casi veinte puntos de diferencia en la que ha sido la primera bofetada de la temporada para los castellanos.

El técnico del conjunto abulense tendrá que trabajar duro para conocer a un equipo muy joven que necesita tiempo para conjuntarse y que cuenta con jugadores de calidad como Connor Beranek en el puesto de alero, que llegará tocado tras jugar solo tres minutos por un golpe ante el cuadro nazarí. El pívot serbio Nikola Vujovic es otro de los peligros del conjunto abulense.

Los verdes ya se impusieron hace un par de semanas al conjunto de Paco García en la Copa Castilla y León pero ahora, en Liga y con más rodaje para los vallisoletanos el choque se antoja más emocionante, divertido e igualado entre dos conjuntos llamados a hacer grandes cosas esta temporada.

No hay comentarios

Dejar respuesta