Guerra abierta entre sindicatos y hosteleros por la negociación del convenio

CCOO y UGT anuncian movilizaciones para que atiendan a sus peticiones de subida salarial y regulación laboral

Yolanda Martín, Luis Sáez, Jorge González y Orlando Aranzana en la rueda de prensa que anuncairon la ruptura de las negociaciones del convenio de hostelería.

Los sindicatos UGT y CCOO han anunciado este martes que las negociaciones sobre el convenio de hostelería están rotas después de que la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería (APEHVA) no atendiera las demandas puestas sobre la mesa.

Así lo han anunciado representantes de ambos sindicatos en una rueda de prensa en la que han asegurado que tras seis meses de negociaciones “no hay posibilidad de acuerdo debido a las pretensiones de la patronal”, como ha denunciado Luis Sáez, responsable de acción sindical de la Federación de Servicios de CCOO.

La principal demanda de los sindicatos estriba en el aumento del salario, al orden de un 1% en 2016 y un 1,5% en 2017. Asimismo, aseguran que también se han negado a regular los dos días consecutivos de descanso y a la instalación de relojes para fichar en todos los establecimientos del sector. Además, CCOO y UGT aseguran que la APHEVA, junto con la Asociación de Hoteles de Valladolid, pretendía suprimir el complemento de manutención de 45 euros durante los primeros quince días de baja, lo que le supondría un ahorro de entre un 13% y un 17% por cada trabajador de baja.

Desde los sindicatos se asegura que estas peticiones “se ajustan a la realidad” actual, mientras que los hosteleros “han tratado de seguir restando derechos”. Aseguran que los argumentos de la patronal giran en torno a la crisis, algo que aseguran ya no tiene tanta incidencia vistos los datos del turismo en Valladolid.

Unos datos sacados del Boletín de Coyuntura Turística y que reflejan un aumento del 17% de viajeros y del 14% de pernoctaciones, cuando el empleo en el sector solo ha subido un 2,9%, ha asegurado Sáez. Unas cifras que, a su juicio, reflejan que “no se recupera empleo sino beneficios empresariales”.

Ante las negativas, los sindicatos aseguran que lanzaron una contrapropuesta para un convenio a tres años en los que se regularan los dos días de descanso de manera que se pudiera descansar día y medio y cobrar treinta euros de compensación por cuatro horas de trabajo restantes. Además, piden subir de categoría a las cameras de piso -las encargadas de tener en orden las habitaciones de los hoteles-, ya que son “de las personas que más importancia tienen en los hoteles”.

Sobre la intención de instalar relojes para fichar las horas de salida y de entrada en todo el sector, Sáez ha asegurado que responde a la “irregularidad” de un sector que tiene “fama” de excesos de jornada. Tanto es así que han calculado que en Valladolid se producen 870.000 horas extras en la hostelería. Un cálculo “a la baja” en el que han supuesto que cada trabajador supera su jornada diaria en 20 minutos. Regular esto supondría 500 puestos de trabajo, afirman los sindicatos.

Movilizaciones

Ante esta ruptura de negociaciones, tanto UGT como CCOO anuncian intenciones de movilizar al sector, tanto de hoteles como de hostelería, para informar de la situación con asambleas y el reparto de octavillas.

Además aseguran que se realizarán movilizaciones los días 20 y 27 de octubre y el 3 de noviembre, frente a la sede de la APEHVA, si la situación no se desbloquea, y no han descartado una convocatoria de huelga en “fechas que pueden hacer pupa” a la hostelería.

Estas negociaciones surgen debido a que el convenio anterior expiró en 2015 y Valladolid es la única provincia de Castilla y León en el que no hay acuerdo sobre las condiciones.

No hay comentarios

Dejar respuesta