Comienza a sonar la música en el conservatorio con 723 alumnos

Supone un incremento del 9% con respecto al año pasado para 21 especialidades musicales

El delegado territorial de la Junta en Valladolid, Pablo Trillo, acompañado por la directora provincial de Educación, María Agustina García, ha visitado este lunes el Conservatorio Profesional de Música de Valladolid, donde han iniciado sus clases los 723 alumnos matriculados para este curso, 307 en enseñanzas elementales y 416 en enseñanzas profesionales, repartidos entre los seis cursos de las 21 especialidades musicales que componen la oferta educativa del centro.

“Es una carrera académica difícil, y no excesivamente conocida, pero es de una gran importancia por las materias que se tratan”, ha afirmado Trillo. Por su parte la Jefa de Estudios del Conservatorio, Concepción Hernández, ha añadido que “Valladolid es, por suerte, una ciudad con una buena salud cultural, lo que queda de manifiesto en la gran demanda de plazas que tenemos en nuestro centro, con cada vez más alumnos, que tienen todos ellos muchas ganas de trabajar”.

La cifra de alumnado es “muy similar” a la del curso anterior, aunque registra un aumento de más de un 9% en las enseñanzas profesionales. El centro ha abierto un periodo de ampliación de matrícula, hasta el 15 de octubre, para aquellos alumnos interesados en seguir los estudios de alguna de las especialidades en las que aún existan plazas vacantes.

Las clases en el Conservatorio de Valladolid se imparten en horario de tarde, desde las 15.00 hasta las 21.30 horas, de modo que los alumnos puedan compatibilizarlas con las correspondientes a los diferentes niveles de educación obligatoria y educación superior.

Este es uno de los puntos más importantes tenidos en cuenta por la dirección del Conservatorio, ya que la horquilla de edades del alumnado es muy amplia, desde los 7 años hasta la edad adulta. Las instalaciones cuentan con un total de 58 aulas.

El cuerpo de profesorado del centro consta de 85 docentes, en todas las materias, incluidos los encargados de impartir las materias optativas de idiomas. Los profesores imparten entre 4 y 5 horas semanales a los alumnos de enseñanzas elementales, y entre 5 y 7,5 horas por semana a los alumnos de enseñanzas profesionales, según la modalidad o instrumento elegido.

Los alumnos que cursan sus estudios musicales en el Conservatorio proceden en su mayoría de Valladolid y su zona metropolitana, aunque también los hay procedentes de otros puntos de la provincia y de provincias limítrofes, como es el caso de León, Zamora o Burgos.

Por su ubicación en el Centro Cultural Miguel Delibes, donde comparte espacio con la Orquesta Sinfónica de Castilla y León (OSCyL), la Escuela Profesional de Danza de Castilla y León y la Escuela Superior de Arte Dramático de Castilla y León, el Conservatorio Profesional de Música de Valladolid desarrolla un amplio programa de actividades paralelas en colaboración con estas instituciones culturales, con las que mantiene una estrecha y fluida colaboración.

En la actualidad, el catálogo de especialidades impartidas en el centro alcanza las 21 -flauta travesera, de pico, oboe, clarinete, saxofón, fagot, trompa, trompeta, trombón, tuba, percusión, violín, viola, violonchelo, contrabajo, guitarra, arpa, clave, piano, acordeón y canto-, mientras que el Conservatorio tiene entre sus planes la creación de un Departamento de Música Antigua, en el que se añadirían las especialidades de viola de gamba junto a la de instrumentos de cuerda pulsada del Renacimiento y Barroco.

No hay comentarios

Dejar respuesta