Contundente victoria del CPLV para iniciar la liga

Derrota al Molina Sport (4-0) en el polideportivo Canterac

Una acción del partido (Foto: Alfonso J. Pelayo).

El CPLV ha comenzado la temporada de manera inmejorable con una solvente victoria ante un siempre complicado Molina Sport canario, que cuenta con una plantilla plagada de extranjeros y que habitualmente se le atraganta al cuadro pucelano. Pero en esta ocasión, en un polideportivo Canterac que presentó una gran entrada, cercana a los 600 espectadores, los vallisoletanos no pasaron apuros para sumar los tres primeros puntos.

La primera parte acabó con 1-0, pero debió terminar con bastante más ventaja para los vallisoletanos, que se toparon con el portero checo Ondrej Jirkuv, que evitó que los canarios se fueron con mayor desventaja. Mario Díez anotó ese único tanto, quizá en la jugada menos esperada, ya que buscando la asistencia a Andrés Portero, éste dejó pasar la pastilla, acabando alojada en las malla de los canarios. A pesar del dominio de los pucelanos, al descanso se llegó con esa mínima ventaja.

Tras las instrucciones en el intermedio, todo cambió en un abrir y cerrar de ojos. Sigmund fue expulsado dos minutos, pero sus compañeros se crecieron. Y en lugar de encerrarse alrededor de Jerry Kaukinen, se fueron a por la portería rival pese a estar con uno menos. Saku Tuominen y Marcos Pérez fueron los encargados de poner la puntilla en esos instantes, con una nueva asistencia del finlandés que el vallisoletano dejó pasar para el 2-0.

Eso tranquilizó a los locales, que en el minuto 33 (8 de la segunda parte), tras una gran intervención de Kaukinen, pusieron el 3-0, con pase de Tuominen y gol de Olmo Ercillla. El cuarto fue cosa de hermanos, con asistencia de Marcos y tanto de David Pérez. Quedaban 7 minutos para el final y el encuentro estaba visto para sentencia. El CPLV sumó los tres primeros puntos de la temporada con solvencia, aún en fase de acoplamiento y con margen de mejora, pero mostrando que este año será complicado ganar en el polideportivo Canterac.

No hay comentarios

Dejar respuesta